Despliega el menú
SD Huesca

Melero, el cerebro de la SD Huesca está de vuelta

El centrocampista estará disponible para jugar esta semana contra el Athletic de Bilbao y el Real Madrid. "Nadie tiene más ganas de vencer que yo", asegura.

Melero se dispone a golpear el balón.
Melero se dispone a golpear el balón.
Rafael Gobantes

En una Sociedad Deportiva Huesca necesitada de buenas noticias como el comer, el regreso de Gonzalo Melero a los terrenos de juego supone todo un respiro. Comenzó a pisar el césped hace quince días, volvió a la rutina del trabajo con sus compañeros el jueves pasado, el viernes Francisco apuntó a que ésta podría ser la semana de su regreso y el protagonista lo ha confirmado este martes: "Estoy a disposición del míster y con muchas ganas de jugar con el equipo el jueves o cuando se me requiera". Antes, en el entrenamiento, ya se había podido observar todas las ganas que tiene de volver a vestirse de azulgrana.

No en vano, la semana para el centrocampista podría tener un premio doble. Además de volver a jugar después de superar una pubalgia que le ha obligado a perderse los últimos seis partidos de su equipo, sumando Liga y Copa del Rey, hacerlo ante el Real Madrid, la entidad en la que se crió como futbolista y en cuya cantera pasó once años. "He sido del Real Madrid desde pequeñito, he ido al Santiago Bernabéu miles de veces y es la primera vez que me enfrento a ellos, será especial, pero no creo que nadie en el vestuario tenga más ganas de lograr la victoria que yo", subraya.

El encuentro de vuelta de los dieciseisavos de final del jueves contra el Athletic (18.30) en un cruce sentenciado tras el 4-0 de la ida podría servir de prueba para conocer su estado y para recuperar el ritmo de competición de cara al domingo."Si salgo y estoy cansado, me esforzaré igualmente al máximo", promete."Juegue un minuto, noventa, cero o esté en la grada, me entregaré al 100% con el equipo", asegura.

Colistas y a siete puntos de la salvación, Melero considera que "no estamos para andar seleccionando rivales o pensar en qué partidos puede ser más fácil suma". Por eso opina que el duelo con el Athletic debe servir para"vencer y coger buenas sensaciones" de cara a la siguiente cita en la que cree que"tenemos que estar convencidos de que podemos ganar". "El Real Madrid ha concedido últimamente con el Valencia, el Roma y el Eibar muchas ocasiones, hay que aprovechar sus debilidades", disecciona sobre el rival.

El madrileño de 24 años, acostumbrado a llevar la voz cantante de los oscenses sobre el terreno de juego, ha tenido que ver de lejos las últimas actuaciones del equipo. No juega desde la segunda parte del partido contra el Espanyol, sobre el que no esconde que forzó "más de la cuenta", y en este tiempo ha tenido que refrenarse para no volver a participar antes de lo conveniente."En mi cabeza, la idea era regresar bastante antes, pero ha medida que los plazos se han alargado, ya me daba igual contra quién", explica para dejar claro que la coincidencia entre su alta y la visita del Real Madrid ha sido casual. "No he querido hacer el tonto y después pasar dos meses sin estar al 100% por querer jugar un partido concreto. Si llevo entrenando desde el jueves es porque estoy en condiciones de hacerlo", zanja la cuestión.

Después de trece jornadas sin ganar, espera que la primera victoria les de "confianza"."El equipo siempre compite y está cerca de sumar, pero, salvo contra el Getafe y el Levante, creo que han sido nuestros rivales los que se han aproximado más a los tres puntos, tenemos que ser más contundentes en las áreas", analiza. "Va a ser un curso duro, pero aún estamos a tiempo, la situación cambiará e iremos para arriba", promete el capitán.

Con el sello de 'La Fábrica'

Se podría decir que pasó por todo el proceso de elaboración. Gonzalo Melero entró en ‘La Fábrica’, apelativo que se le da a la cantera del Real Madrid, en alevines y salió cuando ya militaba en el Real Madrid Castilla de Zidane. Considerada una de las perlas de su generación en la entidad blanca, con el técnico francés, sin embargo, no contó casi con minutos en la temporada 2014-15. Solo 222 atesoró antes de salir a la Ponferradina en el mercado de invierno en busca de más oportunidades, paradójicamente, en una categoría superior, la Segunda División.

En tierras de León se mantuvo curso y medio, viviendo un descenso. En 2016 le llegó la oferta de los altoaragoneses. Hizo las maletas y se mudó a El Alcoraz.

En la Sociedad Deportiva Huesca cumple su tercer ejercicio habiéndose convertido en una de sus piezas clave y más carismáticas. En el primero, en el que el equipo llegó al ‘play off’ de ascenso, ya mostró sus hechuras, pero fue en el pasado cuando de verdad explotó siendo uno de los héroes del ascenso; máximo goleador con 17 dianas en 38 partidos. En el actual llevaba jugados todos los minutos hasta la jornada siete, en la que marcó un penalti al Girona. No pudo medirse al Valladolid y frente al Espanyol entró en la segunda parte, desde entonces ha pasado cinco jornadas en el dique seco. En el horizonte le espera el Villarreal con el que hay firmado un acuerdo preferencial de cara a la próxima campaña.

Etiquetas
Comentarios