Despliega el menú
SD Huesca

La afición de la SD Huesca hace justicia al lema del club

Los seguidores azulgranas abarrotan El Alcoraz, que ha alcanzado el 88 % de su capacidad en los primeros partidos

Grada de Gol Norte de El Alcoraz durante el partido entre el Huesca y el Girona.
Grada de Gol Norte de El Alcoraz durante el partido entre el Huesca y el Girona.
Rafael Gobantes

La afición azulgrana acompaña de manera fiel a la Sociedad Deportiva Huesca en su caminar por la Primera División. Tanto en El Alcoraz como a domicilio. El remozado estadio ha presentado una magnífica imagen en los cinco compromisos disputados hasta el momento y los azulgranas siempre han notado el calor de los suyos en los desplazamientos. El equipo aragonés contó con unos 600 seguidores en Mendizorroza y una cifra similar en Eibar; en el Camp Nou fueron unos 700 y, del mismo modo, hubo representación oscense en San Mamés, unas 500 personas, pese a tratarse de un lunes por la noche.

Nadie quiere perderse un año histórico, lo que se refleja en las cifras de asistencia a los partidos de casa. Tras las obras, la capacidad de El Alcoraz se ha fijado en 7.638 localidades para unos 6.100 abonados. Y estos están respondiendo con creces. Según los datos oficiales de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la media de espectadores en los cinco compromisos ha sido de 6.714. Este baremo no tiene en cuenta los palcos de empresa ni de autoridades, por lo que cada compromiso en casa se está registrando un lleno casi absoluto.

El partido con una mayor afluencia fue el Huesca-Espanyol (6.964 aficionados), y el de menor la visita del Getafe (6.445 personas). Con el Rayo Vallecano se contabilizaron 6.502 espectadores, con la Real Sociedad 6.877 y con el Girona 6.786. En todos los casos, salvo en el del equipo azulón, la presencia de seguidores visitantes fue numerosa. El porcentaje de ocupación con estas cifras es del 88 %. Una cifra muy elevada y que no alcanzan clubes consagrados en la categoría: solo superan al Huesca el Alavés y el Leganés, que se sitúan en un 90 %.

Las estadísticas reflejan además un crecimiento del 62 % en el efecto llamada de El Alcoraz a su hinchada. La temporada pasada, coronada con el ascenso a Primera y antes de las obras, la media fue de 4.188 personas, un 76 % de la capacidad de entonces, y en la campaña 16-17 acudían unos 3.300 seguidores al campo para ocupar el 61 % de las plazas totales. El Huesca supera en cifras globales al Eibar, que recibe a unos 5.300 asistentes en cada compromiso, y espera que la tendencia se mantenga el próximo sábado en el decisivo partido ante el Levante (18.30), “la final del mundo” en palabras de Damián Musto.

Etiquetas
Comentarios