Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

El Huesca se alimenta de moral en Sevilla, pese a sumar un nuevo tropiezo

Notable partido del conjunto aragonés, que plantó cara hasta el final a un rival de jerarquía europea.

Las mejores imágenes del partido Sevilla - SD Huesca
Las mejores imágenes del partido Sevilla - SD Huesca
EFE/José Manuel Vidal/SD Huesca

El Huesca abandonó Sevilla con la tripa vacía pero con la moral por las nubes. No se llevó ningún punto a la boca el conjunto aragonés (2-1), pero se nutrió moralmente con un notable partido a domicilio ante un rival de jerarquía europea. Ese equipo que amenazaba con perecer por inanición, el mismo Huesca que solo había atrapado puntos a domicilio en el arranque liguero en Éibar y Bilbao, rebañando los restos futbolísticos que quedaban en el puchero que tan bien cocinó Rubi la temporada pasada, demostró ayer que tiene ingredientes y buen metre, el nuevo técnico Francisco, capaz de nutrirlo y conseguir sobrevivir en la élite del fútbol español. Es cierto que sigue siendo colista, que el peritaje del VAR le invalidó dos goles al Sevilla, que no sumó en el Sánchez Pizjuán; pero en ningún caso se regresa de la capital andaluza de vacío, sino con un enorme robustecimiento moral.

Desde el principio hubo debate en la cocina. Al Sevilla le gusta mandar en los fogones de Nervión, con el buen gusto por el balón de Banega, Sarabia y Mudo Vázquez. La agilidad en el servicio de los platos desde las bandas en las bandejas de Jesús Navas y Arana suele hacer que Ben Yedder y André Silva se pongan las botas. Atrás, Pablo Machín arriesga con una defensa de tres en la que se multiplican Kjaer, Carriço y Gómez. Francisco no se dejó intimidar sobre el mantel sevillano y le metió la cuchara al Huesca para hacerlo más competitivo. Lo buscó y lo consiguió el técnico del conjunto altoaragonés, que mostró una imagen bien distinta al pusilánime colectivo que venía de caer por incomparecencia tanto en Barcelona como en Madrid o más recientemente en Valladolid.

Hubo novedades en la alineación, y no solo por las ausencias de Melero por lesión y Musto por sanción. Francisco persiguió y encontró más, apadrinando hasta cuatro variantes en la formación inicial: Etxeita, Aguilera, Gurler y Ferreiro. Además de modificación de jugadores, hubo muda de esquema. Francisco dotó de una mayor solidez estructural a su conjunto y a la vez supo adaptarse a las exigencias que la especial arquitectura táctica de Sevilla demandaba. El técnico del Huesca dispuso una defensa de cinco hombres, acumulando a Pulido, Semedo y Etxeita en el eje. Pulido vigilaba a Ben Yedder mientras Etxeita aguardaba a André Silva. Por los costados, Jorge Miramón brindaba un duelo de poder a poder con Arana, mientras que en el otro flanco Akapo sudaba la gota gorda con Navas. En el medio, Aguilera y Moi Gómez discutían la posesión de la pelota con el rival, mientras Serdar Gurler y Ferreiro intentaban estirar el equipo para conectar con Cucho Hernández.

Además de valentía sobre la pizarra, y esto es nuevo en lo que llevamos de curso, también hubo entereza sobre el césped, la cual también constituye novedad en lo que llevamos de ejercicio liguero, a excepción de las productivas visitas a Éibar y Bilbao, por supuesto. En este contexto de equilibrio, Ferreiro dio el primer aviso, en un lanzamiento alto. El Sevilla, bien frenado en el arranque tanto en la línea de medios como en el frontal, recurrió a la estrategia para llegar a Jovanovic. El primero en hablar fue el Mudo Vázquez, en una combinación muy bien trenzada de los andaluces en el balcón del área aragonesa.

Mediado el primer acto, Banega se puso el mandil y comenzó a agitar la perola del buen fútbol. Exquisito, el argentino. Sus botas estimularon los sentidos del Sevilla, desarrollando un fútbol notable en asociaciones con Navas, delicioso en sus apariciones desde la banda derecha. El Huesca se supo tapar en esta fase en la que le costaba más crear, llegando con peligro solo en contras impetuosas de Cucho y en una acción a balón parado finalizada con mucha intención por Aguilera. Además de un rico ataque posicional, Banega también amenazó a balón parado. Así, de sus botas brotaría el primer gol anulado, en una asistencia precisa que el central Carriço introdujo en la portería de Jovanovic. La consulta con el VAR confirmó que el zaguero remató en posición de fuera de juego.

Creció la temperatura de la cena futbolística, con una afición volcada con los suyos y contra el árbitro tras al gol invalidado. El ambiente entró en ebullición tras ser anulado un segundo gol. Se volvió a recurrir al VAR, que en esta ocasión señaló fuera de juego de André Silva. La perola se había convertido en una caldera. Abrasaba el césped, pero el Huesca logró alcanzar el intermedio con una firmeza defensiva admirable.

Arrancó la segunda mitad. Tenía la bola el Sevilla, pero el Huesca no reblaba. Pablo Machín metió más dinamita, introduciendo en el campo a Promes. Francisco no se arrugaba, echando a la pradera al Chimy Ávila por Serdar Gurler. El nuevo plan aragonés lo abortó Pablo Sarabia, que adelantó al Sevilla inmediatamente después de la entrada del Chimy. Francisco se volvió a rascar el cogote y apostó por Longo en lugar de Aguilera, esto es, un delantero por un medio. Bien por Francisco. Se estiraban los azulgrana, pero Sarabia volvió a cercenar la ilusión con el segundo tanto.

Ni en doble inferioridad se entregó el Huesca. Cucho pudo acortar distancias. Tanto buscó el gol, que al final lo encontró en el tiempo añadido Jorge Pulido con un remate de tacón. Al final, decía, el Huesca no se llevó ningún punto a la boca, pero el alimento moral a fe que fue ayer abundante.

Ficha técnica:

2 - Sevilla: Vaclik; Carriço, Kjaer (Mercado, m.23), Sergi Gómez; Jesús Navas, Sarabia, Banega (Roque Mesa, m.90), Franco Vázquez, Arana; Ben Yedder, André Silva (Promes, m.53).

1 - Huesca: Jovanovic; Miramón, Pulido, Semedo, Etxeita, Akapo; Aguilera (Longo, 77), Moi Gómez; Serdar Gürler (Chimy Ávila, m.63), Ferreiro; Cucho Hernández (Gallar, m.82).

Goles: 1-0, M.65: Sarabia. 2-0, M.78: Sarabia. 2-1, M.93: Pulido.

Árbitro: David Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a los locales Carriço (m.49+) y Arana (m.61), y a los visitantes Serdar Gürler (m.47+), Miramón (m.60) y Chimy Ávila (m.91).

Incidencias: Partido de la décima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 33.022 espectadores. Césped en buen estado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión