SD Huesca

Francisco: “Tenemos que ser valientes desde el equilibrio”

El entrenador del SD Huesca espera ante el Espanyol a una SD Huesca que se parezca a lo que quiere del equipo para lograr la permanencia y con la única baja de Brezancic

Francisco observa a sus jugadores durante el entrenamiento de este viernes en el Montearagón.
Francisco observa a sus jugadores durante el entrenamiento de este viernes en el Montearagón.
Rafael Gobantes

Con mucho brío y poca voz, el entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, Francisco Rodríguez, ha analizado este viernes el partido de este domingo ante el Espanyol en El Alcoraz (18.30) con la infinita motivación que le produce este estreno y aliviado por la paulatina recuperación de futbolistas. Hasta tal punto que la única baja ante los ‘pericos’ será el lateral zurdo Rajko Brezancic y tanto Melero como Sastre se han ejercitado entre el jueves y el viernes con normalidad. Aunque su primer once es una incógnita, el almeriense cree que la plantilla ya asume los aspectos básicos de su ideario futbolístico.

El Huesca se encuentra cerrando una semana que Francisco ha definido como “intensa”, con “muchas sesiones” en las que se ha trabajado “a ful para llegar lo mejor posible al partido. Me he quedado sin voz, es lo que tocaba y vamos a llegar en las más óptimas condiciones al partido del domingo”. La llegada de los internacionales y las altas de los lesionados, producidas en algún caso a última hora, provocan que hasta las últimas sesiones no se haya podido trabajar el encuentro de manera específica. Al menos “este periodo nos ha servido para conocer a los jugadores, qué queremos de ellos. Lo importante es que todo el mundo está ilusionado por competir y sumar tres puntos”.

En este Huesca con el carácter en formación Francisco quiere aprovechar la labor del anterior cuerpo técnico e introducir matices para “que adquieran la personalidad que queremos en el equipo. Ya se verá algo de eso”. El preparador de los azulgranas los cree “ilusionados por ser un equipo competitivo que juegue con la grada, vamos a tratar de dar a la afición lo que quiere ver. Es un partido bonito porque jugamos en casa, con un rival en buena dinámica y un entrenador que dio mucho al Huesca el año pasado”, en referencia a Rubi.

El andaluz no es amigo de poner excusas tras una semana en la que empezaron contando con solo 13 futbolistas de la primera plantilla. Dando la vuelta a la situación, Francisco agradece la “ilusión” que ha detectado en sus futbolistas: “Para mí es importante tenerlo difícil para hacer la convocatoria. Esa ilusión de ayudar hace que todo el mundo colabore y esté apto para jugar. Luego decidiré yo. He visto un equipo que quiere y que va a buscar lo que nosotros queremos de ellos”.

Sin un lateral zurdo nato ante las ausencias de Luisinho y de Brezancic, el Huesca deberá utilizar a un futbolista fuera de su posición natural, una circunstancia que lleva a la dirección deportiva a valorar el fichaje de un jugador para ese puesto por el portugués. “Estamos en ello, las alternativas no son muchas. Intentaremos ser rápidos para que el jugador se adapte y pueda jugar, no vamos a fichar por fichar. El trabajo está siendo propio y espero que haya noticias dentro de poco”, ha señalado Francisco. Será, en principio, un lateral izquierdo; si no llega, el almeriense seguiría utilizando otros recursos. En este sentido gusta Brian Oliván, de 24 años y perteneciente al Cádiz.

El míster azulgrana sabe “convivir con los problemas”. Sabemos dónde estamos, quiénes somos y que llegaremos al objetivo sufriendo, haciéndonos fuertes y superando los obstáculos que nos ponga el día a día”. A su juicio, la situación de Brezancic, que estará al menos dos jornadas sin poder jugar por sus problemas en el pie izquierdo, “es una lástima porque estaba trabajando bien y por un golpe fortuito se queda fuera. Sacaremos un lateral izquierdo que lo hará bien y miraremos opciones de cara a un futuro. Todos los jugadores parten de cero y nos quieren convencer. Todo el mundo tiene que jugar, juegue o no, confiar en el compañero y el cuerpo técnico para llegar lejos”.

Francisco tiene claro quién jugara de ‘3’ y que se le dará a la banda izquierda la capacidad que pueda tener. En este sentido, el entrenador es flexible y tomará las decisiones técnicas y tácticas “dependiendo del nivel óptimo de cada jugador, no vamos a encasillarnos en nada. Hay que ser inteligentes, prácticos para ganar el partido siendo un equipo con intención de jugar bien y divertir a la gente desde el equilibrio. El equipo lo ha entendido y es pronto, pero estamos en el camino”. Comprende que los esquemas de Leo Franco ofrecieron un buen resultado parcial y que se trata de ganarle a un Espanyol que también gana “y juega bien”. “Cuenta con jugadores contrastados con muchos años en la categoría. Será difícil como todos, pero vamos a intentar que ellos también se preocupen de nosotros. Siendo humildes, vamos a ser protagonistas y valientes, a ganar los partidos por voluntad propia y no porque el contrincante falle”, ha explicado Francisco.

A la disyuntiva entre tener gol o mantener la puerta a cero, el andaluz prefiere “ganar” desde el equilibrio. “No pensaremos en portería a cero, vamos a estar equilibrados y ser valientes, si no es muy difícil puntuar en Primera”. Eso con jugadores como Cucho, que tras su sensacional actuación con Colombia debe “sentirse capaz de hacer goles”.

Francisco incorpora a su discurso el realismo de que “por ser últimos no va a ir mal. Se puede crecer desde abajo. Vamos a ser sufridores sabiendo que trataremos de ganar y dar alegrías a la afición. Si no defendemos bien es imposible ganar y ser valientes. Lo hemos analizado y se está llegando a donde queremos, pero es pronto”. Es partidario de “convencer al jugador a través del trabajo y conociendo a quién nos enfrentamos”, con El Alcoraz como elemento clave, "tiene que dar muchísimo y vamos a intentarlo".

Tras el periodo de duelo por el cambio de técnico, la plantilla ha demostrado al nuevo preparador que “quieren crecer y todos juntos lo vamos a lograr. Seremos un equipo alegre dentro del orden y del respeto. Son jugadores que para todos eran los mejores el año pasado. Tratamos de generar un buen ambiente para ir creciendo puesto que trabajar callados no nos ayuda”. Y, al final, se trata de “brindarle ya a la afición la primera victoria en casa”.

Etiquetas
Comentarios