Despliega el menú
SD Huesca

Musto sigue sin entrenar antes de “un partido trascendental”

El pivote defensivo, titular todos los partidos, arrastra un problema en el pie y es duda para Valladolid. Además, el cambio táctico también abre otras opciones en la medular del Huesca sin el argentino.

Damián Musto durante el partido con el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.
Damián Musto durante el partido con el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.
Reuters

Un maltrecho dedo, concretamente el dedo gordo de su pie izquierda, le está generando problemas al centrocampista Damián Musto. El argentino sufrió un pisotón en el encuentro de este pasado domingo contra el Girona y por el momento no se ha ejercitado con el resto de compañeros en la semana de preparación para la visita al Real Valladolid, este próximo domingo nuevamente en horario matinal (12.00). “La idea es poder llegar”, ha afirmado este miércoles el pivote defensivo de la Sociedad Deportiva Huesca, titular indiscutible hasta la fecha para el técnico Leo Franco y cuya hegemonía en la zona de contención parece amenazada con la entrada en escena de Aguilera o la inclusión de Moi Gómez en el carril central. O por ambas situaciones a la vez, consecuencia del cambio de dibujo táctico. Todo ello, unido a las molestias físicas que están impidiendo a Musto entrenarse, ponen en duda su concurso en “un partido trascendental” en el José Zorrilla. La interrogante en el once sobre el jugador cedido por el Tijuana es una circunstancia única desde que los azulgranas debutaran en Eibar como equipo de Primera División.

Porque Musto lo ha jugado prácticamente todo. Siempre de inicio en cada uno de los siete partidos. Y eso que no pudo ponerse a prueba con anterioridad en los amistosos veraniegos, debido a una sanción por dopaje. 598 minutos suma y también cuatro cartulinas amarillas, siendo el primer apercibido de la plantilla del Huesca con motivo de su fútbol de trinchera en el centro del campo. El argentino es un guerrero del balón y por eso “la idea” que tiene es llegar al encuentro de este domingo en Valladolid. El martes le aplicaron un drenaje en el dedo gordo del pie izquierdo y ahora espera que “desinflame un poco para volver a entrenar”.

No quiere perderse Musto una cita con valor añadido, el enfrentamiento contra un enemigo llamado a ser íntimo y que, además, ha encadenado dos victorias para impulsarse en la clasificación. El Valladolid recibirá al Huesca con 9 puntos en su casillero, por los 5 de los altoaragoneses. "Es de los partidos directos ante un rival complicado, muy ordenado, que está haciendo las cosas bien y se le vienen dando los resultados también. Estamos tratando de mejorar y de poder hacer un gran partido en Valladolid, que lo vamos a necesitar. Va a ser un partido luchado, peleado. Desde el primer minuto entendiendo lo que nos jugamos. Para nosotros es un partido trascendental", ha asegurado Musto. “Desde lo táctico no hemos podido tocar mucho. Sin duda dos equipos que son ordenados, que tratan de trabajar mucho los partidos. Creo que se va a dar un encuentro desde esa punto, muy luchado y trabado. Quien esté más fino y cometa menos errores se va a llevar el partido. Nosotros tenemos la necesidad de sumar y vamos a ir en busca de esos tres puntos que nos pueden dar un aire importante", ha continuado.

Cuestionado por el cambio de sistema de Leo Franco, que limpió el 4-4-2 de la pizarra para sustituirlo por un esquema con tres medios y un único punta, ha indicado: “Es con el que venían trabajando el año anterior y donde muchos chicos se sienten más cómodos. Nosotros debemos tener esa flexibilidad de poder acomodarnos y buscarle la vuelta. Igual el dibujo va cambiando a lo largo del partido y los jugadores luego se mueven. Pero sobre todo con la idea de presionar un poco más arriba en la salida. Pasó como en otros partidos, sobre todo de local, donde creo que nos quedamos con un poco menos de lo que merecimos. Pero no se trata de merecimientos, sino que hay que concretar lo que uno genera cuando lo hace. Estamos con toda la fe y con la convicción de que estamos por el camino".

En la formación titular del Huesca surgió por vez primera el nombre de Juan Aguilera, quien se asemeja con Damián Musto en sus funciones. "Al principio me costó un poco encontrar el lugar. Cuando juego con Juan (Aguilera) somos los dos de características similares y muchas veces vamos a buscar el mismo pase. Si nos toca hacerlo juntos se trata de trabajarlo para soltar un poco más a Gonzalo (Melero) o cuando le toque entrar a Moi (Gómez), jugadores que ya si podemos liberarlos un poquito a la hora de defender sabemos que nos pueden aportar mucho en ataque y que son importantes pisando el área desde atrás”, ha afirmado el ex de Rosario Central o Quilmes. Ha precisado más en esa alteración táctica que se configuró como la clave de la mejoría azulgrana en la segunda mitad contra el Girona: “Por ahí Gonza se desgastaba mucho en los recorridos para tratar de dar una mano en defensa y cuando lo liberamos a él es cuando se ve su mejor versión y es donde mejor puede aportar para el equipo, porque es un jugador importantísimo".

Musto ha repasado la trayectoria que dibuja el Huesca, que frente a los catalanes detuvo con un empate la racha de cuatro derrotas seguidas. "Obviamente trato de analizar todo y cada partido por separado. En mi análisis personal separo los partidos con el Barcelona y el Atlético, que son dos rivales distintos si se quiere. Del resto que hemos enfrentado siento que no nos han superado, sobre todo los que hemos tenido como locales. Y cosechamos menos puntos de lo que sinceramente se había hecho”, ha indicado. “Pero, como decía, no se trata de merecimientos. Hay que concretarlo, convertir y que no nos conviertan goles. Estamos con la convicción de que estamos por el camino. No quedarnos solamente con el resultado, si bien es lo determinante y lo que marca muchas veces todo, sabemos lo que es el trabajo del equipo y en la construcción vamos por buen el camino", ha apostillado.

Para que esa búsqueda del equilibrio colectivo dé sus frutos, el Huesca debe hallar la fórmula para dejar su portería a cero, cosa que no ha logrado hasta el momento en Primera División. "Los partidos con Rayo y Real Sociedad creo que nos han pateado una vez al arco y nos convierten. El trabajo que se pedía a la hora de defender se había hecho a la perfección. El otro día nos hacen el gol de penalti, un equipo como el Girona con los dos delanteros que tiene que son importantísimos y que en lo personal me encanta cómo se complementan, y prácticamente no nos generaron. Pero sin embargo nos convierten. Son cosas en las que tenemos que tratar de hacer hincapié. El arco a cero para nosotros es importante y clave, pero al mismo tiempo sabemos que no estamos con esa cuota de que en ciertas pelotas o en ciertos momentos hay que ligar un poco más. Sí lo trabajamos y estamos convencidos de que se están haciendo las cosas bien y de que sin duda tendríamos que tener algún punto más”, ha comentado. “La realidad es lo que tenemos y debemos tratar de insistir en lo que estamos haciendo bien, que son muchas cosas, para poder conseguir el resultado que queremos el fin de semana", ha añadido.

Dentro del estudio de los últimos encuentros del Huesca, son muchas las voces que apuntan al conservadurismo excesivo en las primeras partes, especialmente en El Alcoraz. "No, de lo personal, no”, ha manifestado Musto. Otros compañeros sí que lo han apreciado e incluso sugirieron adelantarse unos metros, sin ir más lejos Moi Gómez este martes. En opinión del argentino todo tiene su fin: “Pienso que para que los segundos tiempos se den como se están dando, hay que hacer un primer tiempo como el que se hace, donde se trabaja mucho y la intensidad por lo general es más alta que la del segundo tiempo. El nivel de los rivales es top y te cruzas con jugadores de muchísima jerarquía. Nosotros necesitamos trabajar el partido para poder tener en el segundo tiempo la superioridad que creo que pudimos aplicar en los partidos que nos tocó, sobre todo en casa. Mi pensamiento es ese. Estamos en crecimiento y siento que se puede hacer mucho más pero si lo analizas desde el otro lado y lo que han hecho los rivales cuando vinieron acá, ninguno nos ha superado".

Este miércoles, en la sesión de entrenamiento en el Instituto Montearagón, Musto, quien ha acudido como espectador, ha dialogado con el técnico Leo Franco. ¿De qué han hablado? "Hablamos en general. Nada puntual. Es lógico que cuando no se dan los resultados como uno quisiera, después de una racha de cuatro partidos sin sumar, se empiecen a hablar de las cosas que se hablan siempre en el fútbol. Lo veo tranquilo. Leo es súper tranquilo. No cambia mucho. Ni en el festejo ni en la derrota lo vas a ver muy cambiante. Nosotros, por nuestra parte, respaldarle dentro de la cancha. Creo que el equipo dio una muestra viéndose abajo en el marcador cómo se entregó y cómo fue a buscar el partido. Repito que somos los primeros, junto al cuerpo técnico, quienes queremos ganar y poder regalarle un triunfo acá a la gente. El hecho de poder conseguir victorias consecutivas, que es lo que te hace despegar de esa zona roja, ahí abajo, pero al mismo tiempo estamos todos, y cuando digo todos es cuerpo técnico, utilleros, médicos, dirigentes y jugadores, comprometidos y con la total confianza de que seguiremos creciendo y avanzando en la tabla”, ha respondido

Chimy Ávila y Pulido vuelven al trabajo de grupo

Damián Musto sigue fuera de la dinámica de trabajo de grupo, lo mismo que Melero, Miramón, Akapo y Gallar, todos ellos en el gimnasio este miércoles. Al menos Leo Franco dispuso de dos piezas más respecto a la sesión de este martes: el delantero Chimy Ávila y el defensa Jorge Pulido se han ejercitado con normalidad junto al resto de compañeros.

Etiquetas
Comentarios