Despliega el menú
SD Huesca

Cambios para abandonar el farolillo rojo

Leo Franco medita dar continuidad a Aguilera en el centro del campo y devolver a Pulido al eje de la defensa para recibir al Girona

Imagen del entrenamiento de esta mañana en el Instituto Montearagón.
Imagen del entrenamiento de esta mañana en el Instituto Montearagón.
Rafael Gobantes

Por si faltasen desatinos, la victoria del Valladolid sobre el Levante este jueves por la noche arrastró a la Sociedad Deportiva Huesca a la última plaza de la Liga. El colista de Primera División puede dejar de serlo en apenas 36 horas, si saca adelante su compromiso del domingo con el Girona en El Alcoraz (17.00). Una condición que se quiere efímera y que no se sufría desde hace casi siete años, en la temporada 2011-12, en Segunda y con Quique Hernández en el banquillo. Entonces logró salvarse la categoría; ambos casos comparten un margen de mejora amplísimo.

Los azulgranas quieren que el espejo les devuelva una imagen completamente distinta a la del martes en el Wanda Metropolitano y Leo Franco trabaja sobre la previsión de introducir cambios en el once y en el esquema, que se parecería más al de la esperanzadora segunda mitad frente al Atlético de Madrid que al de la terrible primera parte. En este sentido cobra un importancia capital la figura de Juan Aguilera.

El centrocampista madrileño dio orden y empaque a la línea medular en esos 45 minutos que pueden abrir una vía nueva. Los primeros del pivote en este campeonato condujeron a una modificación en el dibujo: del 4-4-2 al 4-1-4-1 por el que Leo Franco ha mostrado una inopinada predilección en su rueda de prensa de este mediodía. Si bien el equipo colchonero bajó sus revoluciones, Leo ha tomado buena nota del rendimiento coral e individual y trabaja en la idea de repetir con Aguilera por delante de la zaga.

En este contexto, Melero y Musto se ubicarían por delante y el capitán gozaría de más recorrido y menos responsabilidades defensivas. Una de las opciones que baraja el técnico es la de que Melero sea la punta de lanza de un ataque que completarían Gallar, Ferreiro y Cucho. Las otras variantes pasan por un papel relevante de Longo o Gürler. En defensa podría producirse la vuelta de Pulido, sorprendente descarte en el Metropolitano.

La gran duda reside en el lateral izquierdo, donde la baja de larga duración de Luisinho abre la competencia entre dos futbolistas que no han contado para Leo: Akapo y Brezancic. El internacional guineano disputó sus primeros minutos en la máxima categoría el pasado martes y el serbio todavía no se ha estrenado. En los últimos entrenamientos, Leo se ha decantado por la opción natural del zurdo Brezancic, pero también ha probado a Akapo a pie cambiado y ha alabado su rendimiento en el Metropolitano. En la portería, el argentino respalda la labor de su compatriota Axel Werner y podría volver a ser el reelegido en detrimento de Jovanovic. La sesión de ayer terminó con Melero al margen con molestias en el hombro derecho que no revisten gravedad.

Por otro lado, las 150 entradas que se han puesto a la venta esta mañana para el Huesca-Girona del domingo se han agotado en unos pocos minutos, por lo que el estadio volverá a ofrecer un gran aspecto por tercera ocasión consecutiva. Se espera una gran afluencia de aficionados del cuadro catalán. Mientras, siguen los trabajos en El Alcoraz, con el asfaltado de la nueva zona de aparcamiento y labores de los gremios en el interior del estadio para continuar con su puesta a punto.

Etiquetas
Comentarios