Despliega el menú
SD Huesca

La peña Alcorazados niega la pelea y denuncia "agresión" por parte de seguidores de la Real Sociedad

Este grupo de animación del Huesca culpa de ello "a la subdelegación del Gobierno y a los efectivos de la Policía Nacional presentes", en su opinión por no controlar a esos hinchas visitantes.

Tres policías observan a los aficionados, muchos de ellos de la Real Sociedad, antes del comienzo del partido de este pasado viernes en El Alcoraz.
Tres policías observan a los aficionados, muchos de ellos de la Real Sociedad, antes del comienzo del partido de este pasado viernes en El Alcoraz.
Rafael Gobantes

La peña Alcorazados asegura que sufrió una “agresión” por parte de aficionados de la Real Sociedad tras el encuentro del pasado viernes 21 de septiembre en El Alcoraz, y rechaza que se tratase de una pelea puesto que, según han señalado fuentes de este grupo de animación de la Sociedad Deportiva Huesca a Cope Huesca, no medió provocación alguna por su parte. Al contrario, se vieron “sorprendidos y atacados” por un grupo de hinchas del equipo donostiarra en el entorno del cerro de San Jorge.

Asimismo, estas fuentes aseguran que, en el momento de producirse el ataque, se encontraban decenas de aficionados del Huesca ajenos a los Alcorazados, varios de ellos menores de edad, y que por tanto podrían haber sufrido daños. Este grupo de seguidores condena el funcionamiento del dispositivo de seguridad para este choque y culpa de ello “a la subdelegación del Gobierno y a los efectivos de la Policía Nacional" presentes, que fueron “incapaces de controlar” a estos hinchas de la Real. “Lo normal al final de un partido es retener y reagrupar a las aficiones visitantes fuera del estadio y nada de eso ocurrió”, valoran los Alcorazados.

Como consecuencia de este hecho, cinco miembros de la peña resultaron heridos, dos de ellos de gravedad. Estos fueron trasladados por efectivos de las Unidades de Intervención Policial al hospital San Jorge y recibieron el alta médica tras ser atendidos. Uno de ellos presentó una denuncia sin que, de momento, se haya producido ninguna detención. Fuentes policiales confirmaron que, al margen de las diligencias que se trasladen al juez por estas lesiones, se va a investigar si la que se considera como una pelea multitudinaria puede ser también constitutiva de una infracción de la Ley 19/2007, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

Su artículo 2 define como actos o conductas violentas o que incitan a la violencia en el deporte “la participación activa en altercados, riñas, peleas o desórdenes públicos en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos, cuando tales conductas estén relacionadas con un acontecimiento deportivo que vaya a celebrarse, se esté celebrando o se haya celebrado”. Pueden llegar a considerarse como infracciones “muy graves” y acarrear sanciones tanto para las personas implicadas, que van desde la prohibición del acceso a recintos deportivos a cuantiosas multas económicas, como para los clubes organizadores del evento deportivo en el que o en torno al que se desarrollan los hechos punibles.

Alcorazados insiste en negar que se tratase de una pelea, “y mucho menos organizada”, y que las dos hinchadas se citaran tras el encuentro. De hecho, este se desarrolló sin ningún tipo de incidentes dentro de las instalaciones de El Alcoraz. También descartan motivaciones ideológicas puesto que se declaran “un grupo de animación sin inclinaciones políticas”.

Etiquetas
Comentarios