Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

SD Huesca - Temporada 2016-2017

SD Huesca

Huesca piensa en azulgrana

Las calles de Huesca se encuentran engalanadas con los colores del equipo en una nerviosa espera por el nuevo estadio y la categoría

Miguel Barluenga Actualizada 14/09/2018 a las 19:25
Mamel Jaén, responsable del bar La Corralaza.Pablo Segura

Permanecen frescas en la retina aquellas imágenes de la celebración del ascenso de la Sociedad Deportiva Huesca a Primera División, las calles repletas de gente para recibir el autobús con el que desfilaron los héroes de Lugo desde El Alcoraz hasta la plaza de Navarra. Casi cuatro meses más tarde, la capital se prepara para que lo imposible eche a rodar mañana por la noche en un estadio que, pese a encontrarse en la ubicación de siempre, tendrá la categoría de un hogar nuevo, moderno y más amplio que el anterior.

Todos los azulgranas están invitados y preparan bufandas y camisetas. Echando mano de la calculadora, el campo acogerá a 7.600 personas, lo que supone casi el 15 por ciento de la población de la ciudad y el 3,45 de toda la provincia altoaragonesa. Porque el Huesca rebasó hace tiempo la condición de equipo de la ciudad para asumir la de referente para aficionados que acudirán al duelo con el Rayo Vallecano desde Jaca, Sabiñánigo, Sariñena, Barbastro o Monzón.

Resulta imposible desligar el debut de Huesca y del Huesca en Primera División de las conversaciones que tienen lugar a diario en las calles, comercios y bares. Pese a lo agitado de la actualidad municipal, manda el fútbol. Y acompaña el escenario. A fuego lento se cocina la gran fiesta de mañana. La presencia de los colores azul y grana en varios establecimientos, escaparates o la propia Oficina de Turismo engalana el centro de la ciudad y se transmite por los barrios hasta desembocar en El Alcoraz.

La tranquilidad esconde una tensa e ilusionada espera. “Tenemos preparado ya todo lo que vamos a llevarnos, y claro que tenemos muchas ganas de que llegue el partido, lo hemos esperado toda una vida”, señala Pedro Marín, un aficionado que acudirá a la cita acompañado por su mujer y tres sobrinos.  A unas horas de que el equipo de Leo Franco ejerza como anfitrión de un partido de Primera, “creemos que el equipo está a la altura y que la afición le va a llevar en volandas”, apunta Luisa Estallo.

La capital sabe convivir con la mejor liga del mundo. Banderas de la Sociedad Deportiva Huesca que penden de las fachadas de los negocios, unas pocas que se observan en los balcones y algún motivo futbolístico que da el toque especial a un escaparate. Camisetas de “Somos de Primera” y una ola que llevará a todos mañana al nuevo estadio. Bares como el Bendita Ruina o el Álvaro han recibido a decenas de clientes en los primeros encuentros del equipo de Leo Franco fuera de casa y esperan un buen ambiente en la noche del viernes.

Los jugadores se sienten cómodos e integrados dentro de este ecosistema. Futbolistas de Primera División que pueden pasear por la ciudad sin preocuparse por que los vayan a agobiar. Así, resulta habitual encontrarse a Aguilera o Luisinho en alguna terraza del Coso Alto o a Gonzalo Melero y Álex Gallar desplazarse subidos a sus patinetes eléctricos. En todo caso, “si vemos a alguno de ellos les deseamos suerte pero respetamos su intimidad y el día a día que llevan. El que quiera una foto o un autógrafo lo consigue sin problemas”, celebra otra aficionada, Lucía Bernal.

Todas las calles conducen al Alcoraz. La catedral de Huesca o el Palacio de Congresos miran de reojo a la nueva edificación que dará a conocer la ciudad en el resto del país a partir de este viernes. Las cuatro nuevas torres de luz se pudieron ver desde varios puntos de la capital la noche en que se probaron. “Parecía un ovni, casi deslumbraba a los que vivimos en la otra punta”, rememora otro seguidor, Felipe Ramón.

Será el recinto deportivo de más capacidad que ha conocido Huesca y se levanta sobre el mismo campo que se inauguró en 1972 y al que, hace no tanto tiempo, acudía apenas un millar de espectadores. “Es normal que ahora se haya sumado mucha gente y mil socios más -reflexiona Pedro Marín-. Pero el aficionado de siempre, el que iba las tardes de invierno a ver al Peralta o al Hernán Cortes, va a disfrutar de esto mucho más”. Una ciudad y una provincia entera caben en el escudo de la Sociedad Deportiva Huesca.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo