Despliega el menú
SD Huesca

Gürler: "Tenía el sueño de jugar en la liga española y cuando tuve la oferta del Huesca ni me lo pensé"

El extremo turco de origen francés, el fichaje más caro en la historia del club, ha sido presentado este jueves después de incorporarse al vestuario en la concentración de Vitoria. Destaca el clima familiar del club y la buena acogida de sus compañeros.

El director deportivo Emilio Vega y el extremo turco de origen francés Serdar Gürler, este jueves durante el acto de presentación del futbolista.
El director deportivo Emilio Vega y el extremo turco de origen francés Serdar Gürler, este jueves durante el acto de presentación del futbolista.
Javier Blasco/EFE

Acompañando sus palabras de multitud de sonrisas y gestos de complicidad, el extremo turco de origen francés Serdar Gürler se ha presentado este jueves en sociedad como nuevo jugador de la Sociedad Deportiva Huesca. El fichaje más caro en la historia del club resta importancia a ese hecho y alaba el vestuario que se ha encontrado en su nuevo destino, una entidad azulgrana que va a permitir al jugador cumplir su sueño de jugar en la liga española.

No ha sido un camino fácil el que ha recorrido Gürler hasta la capital oscense. Su anterior club, el Osmanlispor, pretendía traspasarle al histórico Besiktas. Sin embargo, el jugador solo tenía una obsesión: el Huesca y la Primera División. Tras 40 días de toma y daca, el extremo de 26 años nacido en la ciudad francesa de Haguenau hallaba al fin el premio que estaba buscando al confirmarse el fichaje por los altoaragoneses previo pago de alrededor de 2 millones de euros.

“He luchado mucho para venir al Huesca”, ha relatado Gürler, acompañado en la presentación celebrada en el Parque Tecnológico Walqa por el director deportivo Emilio Vega y por su asistente y traductor Umit. "Hice todo lo que pude para venir a Huesca. Todos los sacrificios que pude hacer los hice y para mí es muy importante estar en esta ciudad y en este equipo, porque es la primera vez que están en la liga. Es algo muy importante para todo el mundo y eso me hace ilusión", ha indicado.

Ha recordado Gürler que cuando hace más de dos años militaba en el Gençlerbirligi de la Primera turca ya apuntó en un reportaje sus intenciones para el futuro. “Dije que antes de los equipos de Estambul tenía un sueño, que era jugar en la Liga. Así que cuando tuve la oferta del Huesca, sin pensarlo, acepté y todavía no me creo que esté aquí", ha dicho. “Quería jugar aquí y estoy muy orgulloso de ello. Doy las gracias a Emilio (Vega), a José (el director general Josete Ortas) y al presidente (Agustín Lasaosa) por tener tanta paciencia”, ha expresado.

Con poco más de una semana empapándose del sentimiento azulgrana en el vestuario, Gürler ha reconocido que el idioma está siendo una dificultad añadida. Y eso que el resto de futbolistas le dieron una curiosa lección de castellano en la concentración de Vitoria. "En principio el idioma me ha costado mucho. Solo sabía unas palabras, pero cuando llegué a Vitoria mis compañeros me encerraron en una habitación para enseñarme el español y creo que voy a aprenderlo muy rápido y que el tiempo de adaptación lo voy a pasar rápidamente", ha manifestado el turco, quien ha nombrado a Semedo como el jugador más cercano a él en su desembarco en el Huesca. “Pero todos me caen muy bien y me han recibido muy bien”, ha apostillado.

A solicitud de los periodistas, Gürler ha ofrecido una demostración de sus progresos con el lenguaje de Cervantes. “Hola, me llamo Serdar y estoy muy contento de esta aquí”, ha apuntado entre risas.

Cuestionado por si el importe de su traspaso era un punto extra de presión en su estreno en España, el extremo, que lucirá el dorsal 21, ha considerado que lo fundamental es la fuerza del grupo y no las cuestiones individuales. "Todo dependerá de lo que puedan dar mis compañeros y de lo que pueda dar yo. Lo importante es estar juntos. Da igual el precio de un fichaje si todos nos unimos. Yo voy a dar todo lo que pueda y más”.

Gürler se ha definido como un jugador “muy luchador” y se ha felicitado por el carácter familiar del club al que acaba de llegar. "El club es una familia muy grande y a nivel de fútbol la calidad es mayor de la que esperaba”, ha apuntado el jugador, que ha querido "prometer a la gente del club, a la afición y a los compañeros que voy a luchar hasta la última gota de sangre".

Por su parte, el director deportivo Emilio Vega ha catalogado a Serdar Gúrler como un futbolista “de velocidad, de desborde y uno contra uno, además con unos números interesantes en cuanto a goles”. Ha anotado 25 en dos campañas con el Osmanlispor en la Primera de Turquía. Ahora desea seguir festejando dianas en una liga española a la que tanto deseaba sumarse.

Etiquetas
Comentarios