Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

Construcción desde una base sólida

El Huesca, en la misma línea de actuación que en las últimas temporadas, arranca el verano con 19 jugadores con contrato.

Pulido, Brezancic, Chimy Ávila, Aguilera y Camacho, en imagen en un entrenamiento, son algunos de los 19 jugadores con contrato.
Pulido, Brezancic, Chimy Ávila, Aguilera y Camacho, en imagen en un entrenamiento, son algunos de los 19 jugadores con contrato.
Rafael Gobantes

Para que una construcción luzca en todo su esplendor debe armarse sobre una base sólida. Con unos cimientos firmes, el armazón ganará consistencia y será posible ir elevando alturas o acoplar cualquier estructura en la búsqueda de un resultado final efectivo. Ese principio es el que está aplicando la Sociedad Deportiva Huesca en la confección de su plantilla para el estreno en Primera División en el próximo curso 2018-19. Porque los azulgranas ya disponen ahora, en la conexión de temporadas, de un bloque compacto sobre el que amoldar las nuevas incorporaciones, circunstancia que era extraña en tiempos nada lejanos pero que se ha convertido en habitual durante los últimos veranos.

Rememorando lo acontecido en el pasado período estival, a día 1 de julio del 2017, el Huesca, que había participado en el ‘play off’ de ascenso a la máxima categoría, contaba con 21 futbolistas con vinculación contractual para el ejercicio 2017-18 en la primera plantilla azulgrana. El paso de las semanas fue rebajando ese listado de jugadores, hasta que finalmente fueron 14 los que tomaron parte de inicio en la histórica temporada que ha llevado a los oscenses hasta el vértice de la pirámide del fútbol español. Para alcanzarlo, resultó primordial que pese al cambio de entrenador (Rubi por Anquela) el vestuario fuera muy reconocible por sus rostros una vez superado el mercado de fichajes.

Para esta campaña que se avecina, el Huesca, nuevamente con el nexo común de la alteración en el banquillo, con Leo Franco de responsable técnico, repetirá su línea de actuación. Y es que, en primer lugar, vuelve a conservar un bloque grande en cuanto a los futbolistas que consiguieron llevar a la realidad el sueño del ascenso. En estos momentos, a falta de que se produzca la confirmación oficial de la continuidad del portero Roberto Santamaría, 19 son los jugadores con contrato en vigor por una o más temporadas. De ellos, 17 (18 con el arquero navarro) ya estaban a las órdenes de Rubi, incluyendo los que han ampliado su préstamo desde otros clubes (Cucho, Chimy Ávila y Moi Gómez); se les han unido las dos altas con las que los azulgranas han reforzado los laterales: el diestro Jorge Miramón (Reus) y el zurdo Luisinho (Deportivo).

Sin embargo, siguiendo la comparativa con el pasado curso, es seguro que todo ese volumen de futbolistas va a menguar por la obligada necesidad de dejar hueco a los nuevos fichajes que, en muchos casos, están llamados a dar el salto cualitativo para adaptarse al cambio de categoría. Si en el verano anterior fluctuó desde los 20 jugadores a los 14, en este el aligeramiento de peso apunta a contemplar un registro similar. Ya sea con la rescisión contractual o con una cesión, los jugadores que han gozado de un menor protagonismo son los principales candidatos a variar de destino.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión