SD Huesca
Suscríbete por 1€

El Alcoraz ya espera a la Primera División tras perder contra el Nàstic

Partido festivo en el que los aficionados han homenajeado a su Huesca por la consecución del ascenso directo. Los catalanes, que se la jugaban, han vencido con gol de Uche en la segunda mitad.

SD Huesca  - Nästic de Tarragona
SD Huesca - Nästic de Tarragona
Heraldo

La Sociedad Deportiva Huesca ha disfrutado este domingo de un partido de fútbol cuyo resultado (0-1), ciertamente, ha sido lo de menos. Lo importante era celebrar una buena fiesta, una fiesta de Primera División para honrar a los héroes que han convertido una tarea casi inviable en la más hermosa de las gestas. Un club discreto y humilde, perteneciente a una ciudad pequeña y una provincia tan preciosa por sus contrastes paisajísticos como reducida en número de habitantes, ha firmado la temporada perfecta para establecerse en la máxima categoría y disparar así la euforia entre sus seguidores. Estos, acostumbrados a vivir en Segunda penúltimas jornadas con mucha miga, usualmente en los barros clasificatorios, han organizado una jornada dominical de festejos que ha arrancado en el centro de Huesca y se ha trasladado al estadio de El Alcoraz. En la casa azulgrana se ha dado continuidad al frenesí que comenzó este lunes en Lugo, continuó este martes en las calles de la capital oscense y ha seguido embargando de emoción los corazones de todos los que sienten al Huesca y a Huesca durante toda una semana imborrable en el recuerdo.

Pasillo del Nástic al Huesca en el Alcoraz

La Primera División espera ya a la escuadra altoaragonesa, que se ha despedido este domingo de la categoría de plata como local con un choque que le ha enfrentado al Nàstic de Tarragona. Los catalanes, quienes han hecho pasillo al Huesca por su ascenso, sí que se estaban jugando los cuartos. Y como este tipo de encuentros normalmente se los apunta el adversario cuyo objetivo pende de un hilo, no ha fallado la estadística y los tres puntos se han ido en la bodega del autobús grana. Nunca la derrota había dejado una sensación así sobre el verde aragonés y, sobre todo, en las gradas, donde el público catalán y los hinchas locales se han intercambiado loas a lo largo del partido. Con el 0-1 final, los cánticos han llegado a su culmen. ‘Hasta otra, nos vemos más adelante, Huesca es de Primera’, han dicho los forasteros. ‘Nástic, Nástic’, han correspondido los locales, con unos sentidos aplausos que vienen a demostrar la poca trascendencia que se le daba al resultado en la SD Huesca y su entorno.

Los azulgranas, al ceder en casa, han perdido el liderato a manos del Rayo Vallecano. Bendita caída desde la cabeza de la tabla a la segunda posición. No se van a poner exquisitos ahora los dirigentes, técnicos, jugadores y aficionados de un equipo acostumbrado más a transitar por los campos regionales que por los en muchos casos monumentales recintos del fútbol profesional. Ahora, el Bernabéu, el Camp Nou, el Wanda Metropolitano o Mestalla esperan la visita inaugural del Huesca. Eso es lo que cuenta, no que un tanto del mítico Uche le haya dado el triunfo al Nàstic de Tarragona.

El técnico Rubi, en su último duelo a los mandos del banquillo azulgrana, ha optado por alinear prácticamente a su once tipo, introduciendo solo los cambios de Akapo por Alexander González, Sastre por Aguilera y Chimy Ávila por Ferreiro. Ha querido que los aficionados pudieran premiar con aplausos y vítores a los puntales de la epopeya balompédica que ha escrito el Huesca 2017/18. Básicamente eso es lo que ha sucedido en la primera mitad. Que si ‘Chimy quédate’, que si ‘Cucho quédate’, ‘Melero-Melero’, ‘Rubi-Rubi’, ‘Remiro quédate’. Estos han sido los principales hits que han sonado mientras en el césped el Nàstic se ha dedicado a esperar a un Huesca que ha querido montar su fútbol pero que solo ha ofrecido pinceladas. Lo lógico ante las circunstancias de la cita. Apenas ha habido ocasiones que llevarse a la boca y cuando estas han surgido han tenido el sello azulgrana. La más clara, un disparo de Chimy Ávila en el minuto 43, al rematar a la media vuelta en la culminación de una acción trenzada en ataque.

En la segunda parte, el Huesca, acusando los días de celebración tras subir en Lugo, ha tenido menos ritmo, lo que ha aprovechado el Nástic para ir creciendo en el encuentro. No mucho, todo hay que decirlo, porque los tarraconenses han vencido transformando la única oportunidad de peligro real, al cabecear Uche un centro pasado en el minuto 72. Los locales han acabado con diez por la roja a Akapo, muy enfadado con la decisión del colegiado vasco Sagüés Oscoz. Y mansamente se ha alcanzado el cierre, con la fiesta postpartido que quedará también en la mente de los aficionados. El próximo visitante puede ser el Real Madrid, el Valencia, el Sevilla, el Barça….es un verano para seguir soñando en el Alto Aragón, soñando despiertos, claro está.

Ficha técnica

SD Huesca (0): Remiro, Akapo, Pulido, Jair, Brezancic (Rulo, 45), Sastre (Camacho, 80), Melero, Moi Gómez, Gallar (Ferreiro, 76), Chimy Ávila y Cucho Hernández.

Gimnástic de Tarragona (1): Dimitrievski, Kakabadze, Xavi Molina, Pleguezuelo, Abraham, Javi Márquez (Uche, 57), Tejera, Matilla, Jean Luc (Dumitru, 57), Álvaro Vázquez (Fali, 74) y Manu Barreiro.

Gol: 0-1 min. 72: Uche.

Árbitro: Gorka Sagüés Oscoz (Comité Vasco). Amarilla para los locales Sastre, Remir, Pulido, y para los visitantes Xavi Molina, Matilla . Roja a Akapo, del Huesca, en el minuto 83.

Incidencias: Partido de la penúltima jornada disputado en el estadio de El Alcoraz ante 5.261 espectadores, unos 200 llegados desde Tarragona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión