SD Huesca
Suscríbete por 1€

Un rival en apuros con el recuerdo del último ascenso

El Nástic de Tarragona acude este domingo a El Alcoraz con necesidad de puntos para atar la permanencia. Ambos equipos se cruzaron en 2015 en las eliminatorias de ascenso a Segunda.

Alexander González pugna con Jean Luc, del Nástic, durante el partido en Tarragona de la ida que acabó con victoria oscense (1-2).
Alexander González pugna con Jean Luc, del Nástic, durante el partido en Tarragona de la ida que acabó con victoria oscense (1-2).
Laia Solanellas/EsportsdelCamp

El Gimnástic de Tarragona llega a ElAlcoraz con necesidad de puntos, puesto que los catalanes están inmersos en la lucha establecida por no caer hacia la Segunda B. Es un rival en apuros el que visita la casa del líder, el Huesca, con el recuerdo del último ascenso a la categoría de plata logrado por los azulgranas en junio del 2015 tras un largo trayecto después de caer en la ronda de campeones con el Nàstic.

Desde que los tarraconses vencieran por 3-1 en el Nou Estadi al Huesca, el 31 de mayo del 2015, la evolución de ambos equipos ha reflejado notables diferencias. Ambos terminaron subiendo en aquel curso a Segunda –los oscenses tras doblegar al Racing de Ferrol y al Huracán Valencia– donde el Nàstic, con Vicente Moreno al frente, brilló en una primera campaña donde se quedó cerca del ascenso; el Huesca tuvo que sufrir para sujetar la permanencia con Anquela, quien tomara el relevo de Luis Tevenet en diciembre del 2015.

La tendencia dio un giro en la temporada 2016/17. A los catalanes les tocó cambiar el chip y aguantar el aliento para salvar el cuello, mientras que los altoaragoneses accedieron por primera vez al ‘play off’ de ascenso.

Todavía más acusada ha sido la distancia entre el Huesca y el Nástic en el presente ejercicio. Si para los azulgranas el proceso de crecimiento ha derivado en un éxito sin precedentes, para el Nàstic el objetivo de sellar la permanencia todavía sigue en el aire.

La irregularidad ha sido la tónica del conjunto grana a lo largo del campeonato. También los vaivenes en el banquillo, ya que el ex jugador José Antonio Gordillo, que en El Alcoraz tratará de guiar a los suyos hacia la salvación, es el cuarto entrenador del curso. Debutó en la pasada jornada con una victoria crucial en casa frente a la Cultural Leonesa (5-3), resultado que insufló oxígeno a un vestuario alicaído tras haber sumado solo uno de los quince puntos anteriores. Con 46 ahora conservan un fino margen respecto al Córdoba (19º con 45). Este domingo, por tanto, el Nástic se la juega sobre suelo oscense.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión