Despliega el menú
SD Huesca

Tenerife "como una piedra de toque"

Lleva cinco victorias seguidas en el Heliodoro, que medirá el sábado si el triunfo ante el Barça B ha reactivado al Huesca.

Álex Gallar –en el centro de la imagen–, este miércoles durante el entrenamiento del Huesca en el instituto Monteragón.
Álex Gallar –en el centro de la imagen–, este miércoles durante el entrenamiento del Huesca en el instituto Monteragón.
Rafael Gobantes

Un rival pletórico en su estadio, el Club Deportivo Tenerife, aguarda el sábado a laSociedad Deportiva Huesca(18.00). El Heliodoro Rodríguez López, por otra parte un territorio hasta la fecha bastante productivo para los altoragoneses en Segunda, se encargará de medir si el triunfo del lunes contra el Barcelona B (2-1) ha reactivado definitivamente al equipo que dirige Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ o, en su defecto, sufre un nuevo frenazo. En la disputa, a falta de siete jornadas para decir adiós a la liga regular, habrá muchas cosas en juego para ambos bandos. Porque los canarios pretenden relanzarse tras caer en León (3-2) y buscar así acechar la entrada al ‘play off’ de ascenso, mientras los aragoneses quieren continuar aspirando al camino directo hacia Primera División. Un duelo capital. Un partido con mucha miga, que espera saber desmenuzar a su gusto el Huesca.

El Tenerife ha etiquetado su compromiso frente a los oscenses como "partido clave para nosotros", certificó este miércoles uno de sus hombres de referencia en el vestuario, el canterano Alberto Jiménez. El tropiezo ante la Cultural Leonesa ha sido el segundo lunar en la trayectoria del actual técnico, Joseba Etxeberría, quien desde que tomó las riendas tras el cese de Martí ha disparado los resultados de los canarios. Sin atender a los mecanismos de juego, simplemente los números hablan por sí solos: ha sumado 22 de los 30 puntos que se han discutido en los diez partidos que el vasco ha ocupado el área técnica chicharrera.

El cambio de rumbo exhibido con Etexeberría ha nutrido su fuerza en buena parte desde el césped del Heliodoro. Allí, en su guarida, el Tenerife se ha llevado por delante a sus últimos cinco visitantes. La racha triunfal la inició en el debut del entrenador de Elgoibar, contra el Córdoba en la jornada 26 (5-1). Con posterioridad han caído el Lugo (3-1), el Oviedo (3-1), el Lorca (2-0) y el Sevilla Atlético (2-0).

Por ello, el encuentro del sábado, para el Huesca, "es una piedra de toque, porque el Tenerife lo ha hecho muy bien en casa desde el cambio de entrenador. Somos conscientes de ello pero hemos ido a El Molinón y a campos de grandes equipos, como recientemente en Cádiz, y hemos merecido ganar. ¿Por qué no vamos a intentarlo en Tenerife?", comentó este miércoles el extremo azulgrana Álex Gallar, quien desea que su equipo "siga la racha" en el estadio blanquiazul, donde no conoce la derrota en Segunda (tres empates y un triunfo).

La victoria en el Heliodoro permitiría al Huesca volver al liderato y presionar de ese modo al Sporting y al Rayo Vallecano, que juegan el domingo en Cádiz y en el Mini Estadi ante el Barça B, respectivamente. "Primero a ganar nosotros, porque a partir de los tres puntos el equipo crecerá. Miraremos los resultados del Sporting y Rayo. Si no es esta semana, en algún partido tendrán que pinchar", puntualizó Gallar sobre cómo se presenta el fin de semana.

Nombra el barcelonés al Sporting de Gijón y el Rayo Vallecano, los dos conjuntos que encabezan la tabla clasificatoria con 64 puntos, dos por encima de los 62 del Huesca. Ambos enemigos son de clase alta, tanto por la calidad de sus plantillas como por el peso de sus escudos. "Son rivales de los chulos, de los que molan. Para nosotros competir con estos equipos era algo que a principio de temporada quizás no nos lo planteábamos. Ha ido pasando la liga y con gran parte del trabajo hecho, llevar los 62 puntos que llevamos ahora es un aliciente para ir a por todos los partidos. Nos lo hemos ganado nosotros también", consideró Gallar acerca de lo que es jugarse los cuartos contra asturianos y madrileños.

Por el momento, lo que sí que logróel Huesca con su victoria frente al Barça B es fijarse más al suelo del ‘play off’ de ascenso. "Nos marcamos el primer objetivo, que era ascender directo cuando teníamos tanta ventaja. A partir de los resultados, no hemos cambiado el objetivo pero sí hemos ido marcando pequeños pasos. Al final creemos que ganar dos partidos nos daría en el ‘play off’, pero de los siete que quedan, creemos que podemos ganar todos, empezando por el del Tenerife, que es muy importante", apuntó Gallar al respecto.

El Huesca, en caso de repetir los números de la primera vuelta en los encuentros que restan, podría descifrar el jeroglífico del ascenso directo. "Tras la derrota de Granada vino una racha muy buena. Hay que intentar volver a reengancharse a eso. A hacer buenos partidos fuera de casa, a adelantarnos en el marcador, a ser más efectivos y, sobre todo, a no encajar. Quedan siete finales", dijo Gallar.

Etiquetas
Comentarios