Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

El Huesca más latino

Cucho Hernández, Chimy Ávila, Alexander González y Rescaldani conforman el cuarteto de jugadores sudamericanos que, por número y calidad, supera cualquier comparativa.

Cucho, Chimy, Rescaldani y Alexander en El Alcoraz.
Cucho, Chimy, Rescaldani y Alexander en El Alcoraz.
V. Lacasa

El de esta temporada es el Huesca más latino en los 58 años de historia del club altoaragonés. Con cuatro jugadores en sus filas nacidos en Sudamérica, no solo se trata de un asunto exclusivo de cantidad, también esa catalogación sobre el equipo oscense se debe al elevado rendimiento que en su mayoría están ofreciendo. JuanCamilo ‘Cucho’ Hernández, Luis Ezequiel ‘Chimy’ Ávila, Alexander David González y Ezequiel Edison Rescaldani conforman el cuarteto, con los tres primeros como asiduos titulares.

Dos argentinos (Chimy y Rescaldani), un colombiano (Cucho) y un venezolano (Alexander) hacen que la sangre latina circule como nunca lo había hecho en el vestuario del Huesca. No es la primera vez que esto sucede, ya que en Segunda División han pasado unos cuantos jugadores procedentes de esas latitudes. La diferencia, notable, es que con anterioridad los casos de éxito apenas se dieron con cuentagotas. El listado reflejaba muchas más sombras que luces en las últimas campañas, hasta el advenimiento de la presente 2017/18.

Desde que el Huesca subió a la categoría de plata en 2008, un total de 15 jugadores latinos han vestido la elástica azulgrana en Segunda. Los primeros fueron el mediocentro brasileño FelipeManoel, prestado por el Villarreal y que apenas participó, y el delantero chileno Nico Medina, cedido por Osasuna. A la sombra de Rubén Castro y Roberto García, no contó con muchos minutos (717) pero al menos marcó tres goles.

Mucho peor le fue a los latinos del Huesca en la 2009/10. Los delanteros brasileños Reinaldo y Rodrigo, un fiasco; como el central argentino Daniel Mustafá. Además, el portero Dani Hernández, ahora en las filas del Tenerife, no triunfó y se marchó en invierno sin jugar. Sin embargo, en dicho mercado, en el que salieron igual Reinaldo y Mustafá, apareció casi por sorpresa el extremo Gilvan Gomes, también brasileño, quien resultó clave para la sufrida permanencia con su punta de velocidad y aportando cuatro goles. Gilvan renovó tres temporadas y fue el único jugador latino en el Huesca en las temporadas 2010/11 y 2011/12, en cuya ventana invernal fue traspasado al Hércules.

El lateral uruguayo Carlos Diogo representó al fútbol americano en la casa oscense durante la 2012/13, que terminó con el descenso a Segunda B. En la primera de sus dos campañas en esta categoría, hasta el nuevo ascenso en junio de 2015, hubo dos argentinos en nómina: Marcos Mauro y Gerardo Bruna.

La temporada 2015/16 es la que acumulaba mayor éxito hasta la fecha con los jugadores latinos en Segunda. Y es que tanto el extremo venezolano Darwin Machís como el meta argentino Leo Franco tuvieron un papel destacado; igual que Alexander González tras su llegada desde Suiza en invierno. Hasta Navidad formó parte de la plantilla el ariete costarricense Jonathan Moya. Su paso fue gris, como el del punta brasileño Vinícius Araújo el pasado curso.

En anteriores épocas, entre Segunda B y Tercera, los jugadores sudamericanos fueron un rara avis, como es lo lógico en categorías alejadas del profesionalismo. El brasileño Dos Santos y los uruguayos Ferreri y Cantero, en la división de bronce, son alguna de esas excepciones.

Alexander, de cicerone

Alexander González, en su tercera campaña como azulgrana, ha ejercido este año de cicerone para los otros latinos del vestuario. Pero especialmente intensa está resultando su relación con Cucho Hernández y Chimy Ávila, como los tres han recalcado en más de una ocasión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión