Despliega el menú
SD Huesca

Un jueves para la resurrección

El Huesca disputa hoy en El Alcoraz el encuentro aplazado contra el Albacete. Los azulgranas quieren romper la racha de siete jornadas sin vencer.

Jorge Pulido conduce el balón ante Cucho Hernández en el entrenamiento de este martes.
Un jueves para la resurrección
Rafael Gobantes

Ni excusas, ni paños calientes. Ganar o ganar. En el Huesca todos lo tienen claro, en el partido que se disputará hoy a partir de las 20.00 en El Alcoraz solo hay una opción posible: sumar los tres puntos. Porque solo así se podrá establecer un punto de inflexión dentro de la trayectoria del conjunto, que acumula ya siete jornadas sin conseguir el triunfo, lo que le ha llevado a quedarse fuera de los puestos de ascenso directo. Aunque lo hace con un partido menos, ya que el encuentro de esta noche se aplazó hace dos semanas por el accidente sufrido por el jugador rival Pelayo Novo. Por tanto, los azulgranas tienen en su mano volver a colocarse empatado con la cabeza de la clasificación, sumando 61 puntos como Sporting de Gijón y Rayo Vallecano, lo que les igualaría de cara al desenlace de la competición, con solo siete ‘finales’ por disputarse.

Para poder afrontar con garantías ese ‘sprint’ definitivo, que se presume que no será apto para cardiacos, revertir cuanto antes la situación que atraviesa el Huesca se convierte en crucial para mantenerse en la pelea del ascenso directo. Tanto en lo meramente matemático, ya que la parte alta de la clasificación se aprieta en apenas ocho puntos, como de cara a las sensaciones, antes de que la sangría de puntos perdidos empiece a debilitar la mente de los jugadores entrenados por Rubi. Así lo aseguraba el propio entrenador en su comparecencia previa, aunque aseguraba que no ve dudas ni debilidades en su vestuario.

Le tocará al técnico mover la pizarra para afrontar con frescura la doble cita en su estadio, ya que tras el partido aplazado a esta noche, el Huesca vuelve a jugar el lunes, recibiendo al Barcelona B. No obstante, no se esperan revoluciones en sus fichas, pues como él mismo explicaba "los roles ya están muy asumidos". Pero sí que podría dar algunos retoques en base al estado de sus jugadores y al estilo del rival, moviendo especialmente la ofensiva por bandas. Vadillo, que fue titular en La Romareda, podría dejar su sitio a Moi Gómez, al que Rubi ha mostrado su total confianza en repetidas ocasiones, y que también podría llegar a desempeñar en la mediapunta, donde se ha visto a un Melero menos fresco en los últimos encuentros. Ferreiro y Gallar son los otros jugadores de los que dispone el técnico como extremos, y que adelantó en su comparecencia que tendrán minutos en esta doble cita en El Alcoraz.

Recuerdo para Pelayo

El partido de hoy tendrá, sin duda, gran carga emotiva, especialmente para el Albacete, ya que será la vuelta a Huesca del equipo, dos semanas después de que el jugador Pelayo Novo se precipitara al vacío en el hotel de concentración, lo que obligó a aplazar el choque. En esta ocasión, el conjunto manchego se alojará en Zaragoza, y aprovechando su estancia en la ciudad visitará en la mañana de hoy a su compañero, que permanece ingresado en el Hospital Clínico, "para transmitirle a Pelayo y su familia en primera persona todo el cariño y fuerza de la familia albacetista".

Además, antes del comienzo del encuentro en El Alcoraz, el Huesca ha anunciado que los capitanes de ambos conjuntos intercambiarán detalles en agradecimiento al trato recibido en momentos tan duros para todos. El club azulgrana transmitía también su mensaje de ánimo "al jugador y su familia".

Etiquetas
Comentarios