Despliega el menú
SD Huesca

La hora de la reacción

El técnico Rubi, "convencido" de que se verá "un buen Huesca una vez más" en la visita mañana del Sporting. Considera clave "destruir su solvencia defensiva".

Joan Francesc Ferrer 'Rubi', técnico del Huesca, mira su reloj en el entrenamiento del jueves en el Instituto Montearagón.
La hora de la reacción
JAVIER NAVARRO

El reloj de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, ha programado una alarma para este lunes a las 21.00. No es una alarma cualquiera. Esa es la hora que ha fijado el técnico barcelonés para la reacción de su equipo, que anhela olvidar los malos tragos recientes apoderándose de la victoria frente a un Sporting de Gijón de dulce. De hecho, es todo un caramelo el conjunto asturiano, que ha levantado un muro en su portería y que en el otro lado del campo maneja argumentos como para armar una guerra total a su adversario. A pecho descubierto, desde la trinchera o en oleadas. Y con soldados de distinto perfil con el denominador común de una abundante calidad y elevado ritmo de juego. Lo sabe perfectamente Rubi, que la temporada pasada dirigió al Sporting en Primera y que ahora pretende "destruir la solvencia defensiva" de un rival que ha encadenado cinco jornadas sin recibir gol.

Ya se ha aposentado el Sporting su silueta en la zona de ‘play off’ de ascenso. Y ahora la idea para los guijoneses es plantear la candidatura al éxito directo hacia Primera en un Alcoraz imbatido frente a un líder dubitativo en resultados y juego. Por eso, en el vestuario azulgrana se desparraman las "muchas ganas de ganar, pero insisto en mi discurso, estamos tranquilos. Vamos por el buen camino y estamos convencidos de que las victorias llegarán pronto", reflejó Rubi, quien considera que el del Sporting es todo un partidazo "y con el ‘déja vù’ habitual, de un equipo que viene en racha, en momento bueno. Eso es lo que nos está tocando vivir este año. Pero tenemos ganas de jugar en El Alcoraz, de sentirnos a gusto y poder brindarle una victoria a la afición que sería muy importante a nivel incluso de clasificación, ya que el rival a día de hoy aspira a todo".

Pese a las cinco bajas seguras, al menos Rubi recupera a Pulido y Cucho Hernández. "No me gusta personalizar porque este es un equipo al 100%, pero Pulido y Cucho son pilares básicos. Hay que estar con confianza, el equipo está trabajando muy bien. Estoy bastante contento", opinó.

Donde se centran los problemas en el Huesca es en el lateral derecho, por las ausencias de Alexander González y Akapo. Además, ello se une a la presencia de Jony Rodríguez en el costado izquierdo de la línea de ataque asturiana. "Estamos hablando de un jugador del máximo nivel para esta categoría. Se le queda pequeña. Pero para eso están los entrenamientos y transmitirle tranquilidad al jugador que vaya a participar. Para eso van a estar las ayudas, el intentar que no le lleguen pelotas. A ver qué conseguimos de todo eso. No deja de ser un hándicap porque los dos jugadores que han jugado habitualmente en esa posición no van a estar. No tenemos que ponerlo como excusa", dijo.

Que el Rayo pueda igualar y superar al Huesca antes de que los azulgranas salten al rectángulo de juego no es motivo de preocupación dentro del hábitat azulgrana. "No lo hemos hablado. Nosotros, si miramos algo de reojo es al tercero. Quitando la semana de la Cultural, que nos pusimos a once, pasan las jornadas y las adversidades y nos estamos moviendo en 6-8 puntos. Yo cada día estoy más convencido", aseguró Rubi.

El Sporting, con números muy poderosos como local, baja enteros a domicilio. "Es que quitando el Nástic todos los demás estamos en la lógica. Pero el Sporting ha hecho 4 puntos en las dos últimas salidas y, sobre todo, lo que están demostrando es que no están encajando. Han encontrado una solvencia defensiva tanto en casa como fuera. Vamos a intentar destruirla", apuntó el de Vilassar de Mar, puesto que los rojiblancos acumulan 494 minutos de imbatibilidad.

El Huesca enlaza ahora dos compromisos de alta relevancia, primero el Sporting y al siguiente lunes en el Carranza contra el Cádiz. En estos momentos los asturianos son cuartos y los andaluces terceros. "Al estar cuatro semanas sin ganar nos centramos en el partido siguiente. Pero son dos que como nos dé por ganarlos….estamos preocupados por si se nos acercan, pero si ganamos será bastante importante a nivel clasificatorio. Entonces, yo lo veo como una oportunidad, no como un problema", declaró Rubi, quien desea que contra el Sporting su equipo pueda tomar ventaja en el marcador y no verse abocado a remar contracorriente. La estrategia pasa por "trabajar el partido fuerte, ser un equipo reconocible, lo que hemos demostrado muchos minutos en esta liga, y a partir de ahí tener acierto en el área rival por contar con mucha presencia allí. Estoy convencido que una vez más veremos un buen Huesca", sentenció su entrenador.

Etiquetas
Comentarios