Despliega el menú
SD Huesca

Cuatro cierres de jornada consecutivos

Este domingo contra el Almería y el próximo en Reus, el lunes 19 contra el Sporting y de nuevo el lunes 26 en Cádiz, los azulgranas participarán en el último partido programado.

El Huesca visitará el Ramón de Carranza de Cádiz el lunes 26 de marzo a las 21.00. En imagen, Gallar durante el partido de ida en El Alcoraz (1-0).
El Huesca visitará el Ramón de Carranza de Cádiz el lunes 26 de marzo a las 21.00. En imagen, Gallar durante el partido de ida en El Alcoraz (1-0).
Rafael Gobantes

Hasta cuatro van a ser las jornadas consecutivas en las que la Sociedad Deportiva Huesca clausurará la programación de partidos. Ya eran tres los que estaban previstos y este jueves se ha sumado uno más a la colección de cierres, después de que la Liga de Fútbol Profesional haya confirmado que el Cádiz-Huesca de la jornada 32 se disputará el lunes 26 de marzo a las 21.00.

La visita del Almería este domingo a El Alcoraz (20.00) abrirá una fase del calendario en la que el Huesca saltará al verde conociendo al detalle qué es lo que han hecho cada uno de sus rivales directos en la pelea por el ascenso.

Reus será la siguiente parada en el trayecto liguero del Huesca, nuevamente en domingo y también repitiendo el horario de las 20.00, que despide la jornada 30 desde el Nou Estadi de la ciudad tarraconense. A continuación, el fútbol retornará a El Alcoraz y lo hará el lunes 19 de marzo con un atractivo duelo contra el Sporting de Gijón (21.00) que pondrá fin a la jornada 31.

El nuevo horario para acudir al Ramón de Carranza de Cádiz estira una semana más esta perspectiva que ahora debe afrontar el Huesca. Será su cuarta jornada seguida rematando la jornada, en este caso la número 32 que para los azulgranas alberga el que a priori está llamado a ser un choque íntimo en los estratos superiores de la tabla clasificatoria.

Ante un calendario así sucede lo que siempre suele darse, en diferentes ámbitos, esto es, que existen dos formas de verlo: en positivo y en negativo. Para el primer caso, jugar el último puede ser fuente extra de motivación e incluso puede condicionar los minutos finales de los partidos al saber a ciencia cierta qué es lo que pasa con un resultado o con otro y, por tanto, si interesa o arriesgar o es preferible ser cauto; para el segundo caso, cerrar la jornada puede suponer una carga añadida de presión si es que a los enemigos han sacado adelante sus respectivos partidos. El Huesca, de un modo u otro, va a tener que bajar el telón del fin de semana futbolístico en Segunda las próximas cuatro fechas del almanaque de partidos.

Etiquetas
Comentarios