Despliega el menú
SD Huesca

El Huesca supera a Osasuna y abre un colchón de ocho puntos con el tercero

Un gol de Gallar en la primera parte sitúa a los azulgranas 8 puntos por encima del tercer clasificado. Partido muy intenso y disputado con alguna opción clara más por parte local.

Momento del Huesca-Osasuna.
El Huesca supera a Osasuna y abre un colchón de ocho puntos con el tercero
Rafael Gobantes

La Sociedad Deportiva Huesca se dispara en el liderato después de obtener una trabajada victoria ante Osasuna en el encuentro, intenso y vibrante, que ambos candidatos al ascenso a Primera han completado este domingo en El Alcoraz (1-0).Un gol de Álex Gallar en el minuto 28 ha permitido a los azulgranas abrir brecha con la tercera posición, ahora 8 puntos por detrás de los 49 con los que el conjunto de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ domina la tabla clasificatoria. Son ya once jornadas con el Huesca en el trono, al que Osasuna deseaba acercarse a su paso por el estadio altoaragonés. No hubo forma de que los navarros le metieran mano a su rival, que pasan las semanas y lejos de perder un ápice de intensidad y confianza sigue ganando capacidades. Ocasiones hubo en ambas porterías. Sin que haya sido un aluvión. El Huesca dispuso de alguna más, mientras que Osasuna se encontró con la madera en sus dos principales intentonas ya en la segunda mitad.

La victoria fortalece la candidatura oscense. Probablemente nadie lo hubiera apostado en verano, pero al menos ahora mismo el Huesca se ha convertido en el cacique de la categoría. Eso es mucho decir teniendo en cuenta los acorazados que navegan por las tormentosas aguas de la Segunda División. Pero es que el Huesca no rebla. Es más, ese sueño que hasta hace poco tiempo era una proeza irrealizable gana en nitidez por momentos.

El Alcoraz, la guarida que ha resistido los acosos de todos y cada uno de los rivales que la han visitado, alargó su interminable racha de resultados positivos. Con la victoria ante Osasuna, el Huesca alcanza un año sin perder en competición doméstica. “Si hacemos los deberes en casa nos acercaremos al ascenso de categoría”, había indicado Rubi el viernes. Dicho y hecho. Los azulgranas mantuvieron su voracidad como local para quedarse con el triunfo y asestar otro golpe de efecto al campeonato. Nadie contaba en un principio con el Huesca. Ahora no hay nadie que se atreva a no contar con el Huesca para la pugna final hacia Primera División.

Entre bambalinas, los dos técnicos habían hablado del gusto, tanto propio como ajeno, por retocar las alineaciones cada semana. Así que ante la posible sorpresa que podía llegar del banquillo visitante, pues los dos entrenadores apostaron por la misma idea: aplicar la lógica. Con ello, en el duelo lógica contra lógica, el Huesca ha recuperado a Sastre para su línea medular y el Osasuna he repetido los nombres que aparecieron en los papeles de su encuentro de la pasada jornada.

No ha resultado tampoco sorprendente el modo en que se ha desarrollado el partido. Se preveía intenso. Con contacto, energía desbordada y tratando de no conceder un solo espacio al oponente, Huesca y Osasuna han hecho saltar las chispas desde el arranque.

Quien ha tenido que saltar, y mucho, cuando habían transcurrido cinco minutos, ha sido el portero Sergio Herrera. El ex azulgrana, al igual que Fran Mérida de regreso a la que fuera su casa, ha volado para sacar de la escuadra un cabezazo de Cucho Hernández tras servicio de Chimy Ávila desde el costado derecho. Gallar había organizado ese ataque, repitiendo poco después tras controlar cerca del área y probar suerte con un disparo que se ha marchado alto. Osasuna ha dado la réplica. Dos veces en un solo minuto. Ni el cabezazo de Quique ni el golpeo lejano de Mérida han puesto en verdaderos apuros a Remiro.

Las faltas y los parones, a los que contribuía el árbitro con sus continuas charlas, han convertido esa fase del choque en una guerra de trincheras en las que ninguno de los dos equipos ha parecido dispuesto a salir de la suya a pecho descubierto. Ante la igualdad, las instrucciones eran claras: medir las acometidas ofensivas para no generar huecos a la espalda en un hipotético contragolpe.

El Huesca se ha encargado de dar un paso al frente. Así, en el ecuador de la primera mitad ha lanzado tres córners prácticamente seguidos, los cuales han sido el preámbulo del tanto azulgrana. El hiperactivo Gallar ha vuelto a aparecer, este vez para tapar un despeje defectuoso del capitán rojillo Oier Sanjurjo que ha dejado suelto el rebote. La pelota se la ha quedado el extremo barcelonés, enfilando portería y colándola por el palo contrario ante un Herrera que esta vez solo ha podido contemplar cómo el 1-0 (minuto 28) era un hecho inevitable.

La ventaja local no ha alterado las circunstancias del partido, que ha continuado hasta el descanso con un Osasuna que ha querido y no ha podido y un Huesca que ha aumentado la posesión del cuero para marcharse a los vestuarios con el viento a favor.

Los navarros han adelantado su posicionamiento sobre el verde de El Alcoraz al salir de la caseta, mientras que los oscenses pasaron a una fase de más contención en la que el delantero Quique ha estrellado un testarazo en el lateral del palo izquierdo de la meta de Remiro. Osasuna, que cuenta con artillería de todos los calibres, ha dejado patente que al Huesca que si quería amarrar la victoria debía estar preparado para sufrir.

Aunque claro, los azulgranas por algo llevan once jornadas en el liderato, así que también se podía esperar algún tipo de reacción. Y esta ha surgido de un error de Sergio Herrera al golpear desde su área, capturando Gallar la pelota y buscando la portería con una rosca que no ha encontrado el suficiente efecto. Sí que ha hallado su destino el lanzamiento del osasunista Roberto Torres, aunque le han sobrado unos centímetros para alojar el esférico en la red del Huesca. Se ha estrellado en el palo.

Rubi ha reaccionado dando entrada a Ferreiro por Chimy Ávila, con el debut de Kilian Grant por Gallar como segundo cambio. Ha buscado más frescura y más trabajo defensivo con ambas sustituciones.

Justo antes de que Kilian fuera ovacionado por El Alcoraz, ha podido matar el partido el Huesca con una doble ocasión en el minuto 72. Los reflejos felinos de Sergio Herrera han impedido que los de casa elevaron su marcador, primero en un remate a bocajarro de Cucho Hernández y después con un zurdazo ajustado de Pulido al que ha respondido el de Miranda de Ebro con una brillante mano.

A partir de ahí, el Huesca ha manejado bien los acontecimientos. De hecho, ha cerrado el encuentro sin que Osasuna haya podido poner a prueba a Remiro una vez más. Con la expulsión de Clerc en el minuto 86, los rojillos han perdido una pieza para la acometida a la desesperada con la que no han tenido capacidad de arañar un empate.

Con el final del partido, la locura ha invadido El Alcoraz, que ha entonado el himno del club y ha despedido a sus jugadores al grito de “sí se puede”. A tenor de las cifras, la solidez y la confianza que maneja el Huesca en estos momentos, en efecto parece muy posible.

FICHA TÉCNICA

SD Huesca: Remiro, Alexander, Pulido, Jair, Brezancic, Aguilera, Sastre, Melero, Gallar (Kilian, 73), Chimy Ávila (Ferreiro, 63) y Cucho Hernández (Rescaldani, 85).

CA Osasuna: Sergio Herrera, Lillo, Aridane, Oier Sanjurjo (Sebas Coris, 76), Fran Mérida, Lucas Torró, Kike Barja (Unai García, 82), Clerc, Borja Lasso (Roberto Torres, 54), David Rodríguez y Quique.

Gol: 1-0 min. 28: Gallar.

Árbitro: Rubén Eiriz Mata (Comité Gallego). Amarilla a los locales Sastre y Brezancic, y a los visitantes Borja Lasso, Lucas Torró y Fran Mérida. Expulsado por doble amonestación Clerc, del Osasuna, en el minuto 86.

Incidencias: Partido de la jornada 24 de Segunda División disputado en el estadio de El Alcoraz ante 4.896 espectadores.

Etiquetas
Comentarios