Despliega el menú
SD Huesca

Rubi: “Va a ser un partido de un nivel cercano a Primera División”

El entrenador del Huesca ve la jornada como una “ocasión perfecta” para marcar distancia en la cabeza de la tabla.

Rubi, sonriente, en la sala de prensa de El Alcoraz.
Rubi, sonriente, en la sala de prensa de El Alcoraz.
Javier Navarro

La rapidez por bandas, especialmente al contraataque, y su dominio del balón parado son las características del juego del Granada que más preocupan al entrenador de la SD Huesca, Rubi, como dejó patente en la rueda de prensa que se celebraba este viernes en El Alcoraz, aunque no duda de que sus hombres sabrán mantener el nivel de las últimas jornadas. “Es muy importante para nosotros ver si somos capaces de ganar a un equipo que está en lo más alto en lo que respecta a tope salarial. De hecho, casi nos triplica en ello. Son un gran conjunto y tienen una gran afición, que está respondiendo y va al campo, lo que hace que sea un partido que por el nivel de ambos y el resto de circunstancias que le rodean, está próximo a ser de Primera División”, consideraba el técnico oscense en su comparecencia, en la que dentro del análisis de su rival se detenía en el plano individual en nombres como Machís -exjugador azulgrana-, Joselu o Pedro.

El Huesca tiene el dulce reto de defender su posición de líder, pero independientemente del resultado, mantendrá esa situación gracias a los 29 puntos que atesora. Aunque se da la circunstancia de que la jornada cuenta con varios enfrentamientos directos en la cabeza, por lo que lograr un triunfo se puede tornar todavía más provechoso. Y atendiendo a que la ambición es una de las características que más ha definido a Rubi desde que llegó a la SD Huesca, no es extraño que acometa esta jornada como una “ocasión perfecta” para escaparse todavía más.

“Hay una doble lectura, la de que somos los únicos que nos podemos permitir un tropiezo y aún así seguir en posiciones privilegiadas, y luego la que parte de nuestra exigencia interna, que hace que para nosotros sea terriblemente importante ganar este partido, y que si no lo hacemos tendremos la sensación de haber perdido una oportunidad. Porque tenemos la opción de sacar puntos a muchos. Todo esto sin dramatismo, porque en la jornada 16 y siendo líderes, no se puede tener dramatismo”, explicaba el entrenador azulgrana.

Lo hacía después de la última sesión de entrenamiento previa al partido, que como es costumbre, se celebraba a puerta cerrada. En ella sí estaba Jair Amador, que había estado al margen el resto de la semana, aunque como aseguraba el técnico, el central sí podrá estar en el once de Los Cármenes. “Jair arrastra un poco de sobrecarga general, que puede dar pie a cosas más graves. Por eso tenemos que ir con cuidado, y por eso junto con los médicos y los fisios hemos decidido hacer un plan de dos o tres semanas en las que se le pare un poco. No del todo, porque sigue trabajando individualmente, pero a un menor ritmo para alejarlo de sobrecargas y molestias”.

Por tanto, se prevé que el once que salga de inicio en el estadio andaluz sea idéntico al que la pasada semana venció en El Alcoraz al Tenerife, pese a que reiteraba Rubi la idea de que en ningún momento le temblará la mano si tiene que hacer algún retoque. “Está difícil, pero si la tenemos que hacer, la haremos. Es complicado ya no solo hacer el once, sino también la convocatoria. Tengo ganas de llevar a Íñigo, pero la realidad es que nadie da pie. No me preocupa hacer cambios, porque si miramos el once que venía de ganar dos partidos en casa, era otro, y también resolvía. Para mí no es tan importante el once en sí como acertar con los que salgan. Sean unos u otros”, aclaraba el entrenador.

Tampoco espera especiales variaciones en el juego de su rival, como sí han hecho otros oponentes a la hora de enfrentarse al Huesca, en todos los casos sin éxito. La racha de tres partidos sin vencer que atraviesan los granadinos se convierte, para Rubi, en un arma de doble filo. “Nos obliga a estar más alerta, porque tienen más necesidad”, decía el entrenador oscense, que también consideraba que los méritos de su rival en las jornadas anteriores habían sido mayores que los puntos.

Madurar el partido y leer bien las segundas para noquear al rival se ha convertido en la forma de operar del Huesca, que tantos buenos resultados le está dando, aunque para Rubi, tener más opciones de cara a la portería rival ya desde la primera parte daría al conjunto un plus todavía mayor de solvencia. “Ojalá tuviéramos más presencia en ataque desde el principio. Porque cuanto antes golpees, antes puedes marcar el 0-2. Si vas apurando el 0-0, en cualquier momento te cae un gol en contra. Está claro que fuera de casa es más complicado tener la iniciativa como a nosotros nos gusta, pero en todos los partidos hemos tenido nuestro momento de dominar, avasallar y atacar, ojalá esta vez pueda llegar antes”, concluía el técnico.

Etiquetas
Comentarios