Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

Un solitario gol de Sastre da 3 puntos al Huesca frente al Cádiz

El equipo de Rubi se reencuentra con el triunfo dos jornadas después tras superar por la mínima a un conjunto gaditano que acumula siete jornadas sin conocer la victoria.

Huesca - Cádiz
Huesca - Cádiz
Rafael Gobantes

Un solitario gol de Lluis Sastre en el minuto 11 de partido ha concedido este sábado un meritorio triunfo al Huesca frente a un Cádiz que acentúa su crisis, tras siete jornadas consecutivas sin ganar. El equipo de Rubi sufrió al final para mantener una victoria que, visto los méritos de los oscenses durante la primera mitad, pudo resultar corta. Sin embargo, en la segunda mitad el conjunto altoaragonés se echó atrás, perdió por momentos el control de la pelota y vio peligrar en algunas fases del encuentro la victoria. Al final, tres puntos que permiten al Huesca reencontrarse con la victoria dos jornadas después y, a la espera de que concluya la jornada, dormir en puestos de ‘play off’ de ascenso.

La SD Huesca entró infinitamente mejor que su rival en el partido. Ya desde los primeros minutos el equipo de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ se adueño del balón para, con un dominio absoluto, llevar la iniciativa del encuentro. Ni los cerca de 100 valientes que, llegados desde Cádiz, se cruzaron España para animar a su equipo pudieron detener el magnífico arranque de los oscenses.

Avisó en dos ocasiones el cuadro azulgrana. Primero fue Alexander el que, tras una transición iniciada por Cucho en la izquierda, puso a prueba Cifuentes con un potente disparo. Esa fue la primera gran ocasión del encuentro para un Huesca que muy pronto dejó claras cuáles iban a ser sus intenciones durante todo el choque. Tan solo era el minutos seis. Tres después, esta vez fue Akapo, el otro lateral del once, el que volvía a probar suerte con un tiro cruzado. El resultado, como le ocurriese anteriormente a su homólogo en el lado derecho, terminó con el balón en saque de esquina.

Pero a la tercera, una vez más, fue la vencida. La SD Huesca obtenía el premio a la insistencia, con un formidable remate de cabeza de Lluis Sastre. El andaluz Álvaro Vadillo, un peligro constante durante los 90 minutos por el costado izquierdo del ataque local, sacó su varita para, con un magistral centro con el exterior, servir en bandeja el balón a su compañero. Un envío perfectamente medido, emitido con una calidad de otra categoría, ante el que Sastre tan solo tuvo que elevarse unos centímetros en la frontal del área pequeña para subir el 1-0 al marcador.

Adquiría ventaja, de esta forma, un Huesca muy superior a su rival durante los primeros 45 minutos. Álvaro García, primero desde la izquierda y después en el flanco derecho, era la principal y única referencia ofensiva de un Cádiz al que parecía pesarle demasiado la losa de seis jornadas consecutivas sin conocer el triunfo. Mediada la primera parte, el extremo sevillano tuvo en sus botas la oportunidad de colocar la igualada en el electrónico, pero su disparo, flojo y sin demasiado peligro, fue rechazado por un Remiro que todavía no se había ensuciado los guantes en los primeros 20 minutos de duelo.

Parecía reaccionar, así, un Cádiz del que apenas se habían tenido noticias hasta entonces. Los gaditanos, con un llamativo rosa fosforito en su camiseta, empezaban a tomar algo más de protagonismo con el balón, aunque sin llegar a poner en grandes aprietos el marco altoaragonés. Intentos que muy pronto obtuvieron respuesta aragonesa con un centro desde la banda derecha al que no llegó, por escasos centímetros, Cucho Hernández. El colombiano, muy activo durante todo el encuentro, volvió a ser el encargado de fijar a los centrales cadistas. De sus botas brotó una de las últimas ocasiones del primer acto. Libre de marca, desde la frontal, el ariete alzó la mirada, fijó el poste izquierdo de la portería rival y colocó el balón con mimo, ajustado a la cepa del poste, donde el guante de Cifuentes terminó por desbaratar el lanzamiento.

Terminaba así una primera mitad donde el Huesca se marchó al descanso con una ventaja tan mínima como merecida.

Tras el paso por los vestuarios, Álvaro Cervera buscó la reacción de su equipo. El técnico introdujo un doble cambio donde el exzaragocista José Mari y el incombustible David Barral constituían las principales esperanzas gaditanas para dar la vuelta a un encuentro que muy pronto pudieron igualar. Concretamente en el minuto cuatro de la segunda parte, cuando un centro desde la esquina del recién ingresado José Mari encontró la cabeza de Garrido. Su remate, tras una mala salida de Remiro que no llegó a tocar el balón, se marchó alto por encima del larguero.

Si en la primera mitad fue el Huesca quien salió mucho mejor que su rival, en los segundos 45 minutos el balón cambió de dueño y, poco a poco, el Cádiz comenzaba a ganar terreno a los oscenses. No fue hasta el minuto 60 cuando se acercó el equipo de Rubi a la portería andaluz. Una rápida combinación entre Gallar y Cucho terminaba con un disparo demasiado centrado del segundo, que Cifuentes atrapaba en dos tiempos sin demasiadas complicaciones.

Pudo, nuevamente, empatar el Cádiz con el partido a punto de entrar en el último cuarto de hora. Una mala entrega atrás de Vadillo propició que Carrillo encarase con decisión la portería altoaragonesa. Su disparo, más ajustado que potente, se marchó rozando el poste. Fue la más clara de un Cádiz que dominaba el balón, pero sin demasiada presencia en el área contraria.

El encuentro entraba en su recta final y, con la mínima ventaja en el marcador, el fantasma del partido contra el Reus sobrevolaba El Alcoraz. Entonces, un tanto con el choque ya en el tiempo añadido permitía a los catalanes extraer un punto del feudo azulgrana, cuyo público comenzaba a impacientarse ligeramente con sus jugadores.

Pudo llegar la sentencia en la que sería la última jugada de Cucho Hernández sobre el césped. Tras una magnífica contra, en la que el colombiano exprimió sus últimas energías, cruzó con inteligencia el balón pero su disparo no encontró el fondo de la red.

El partido terminaba con el Huesca más pendiente de no perder en un minuto lo que había ganado en 90. El Cádiz, mejor en la segunda parte, buscaba con más corazón que cabeza un empate con el que cargar en la maleta de regreso. Al final, un ajustado 1-0 que, dos jornadas después, permite al Huesca reencontrarse con la victoria y dormir, a la espera de cómo termine la jornada, en zona de ‘play off’ de ascenso.

Ficha técnica

SD Huesca: Remiro, Jair, Luso, Melero, Cucho (Ferreiro, 82), Gallar (Carlos David, 88), Pulido, Akapo, Vadillo (Ávila, 72), González y Sastre.

Cádiz: Cifuentes, Carpio, Villanueva, Garrido, Rubén Cruz (Barral, 45), Álvaro, Oliván, Aitor (Moha, 64), Carrillo, Abdullah (José Marí, 45) y Kecojevic.

Goles: 1-0, min. 11: Sastre.

Árbitro: Pulido Santana (comité canario). Amonestó a Abdullah, Álvaro, Pulido, Remiro

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoprimera jornada de campeonato en Segunda División. Buena entrada en El Alcoraz en una tarde agradable con 22 grados en Huesca. En las gradas, cerca de un centenar de aficionados del Cádiz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión