Despliega el menú
SD Huesca

Rubi: "Hubiera preferido que la Copa creara más competencia"

El técnico volverá en liga al once habitual, tras la fallida prueba copera con los menos habituales.

Rubi, ayer en la sala de prensa de El Alcoraz.
Rubi: "Hubiera preferido que la Copa creara más competencia"
Javier Broto

No quiso hablar de decepción Rubi a la hora de referirse al partido de Copa del Rey que había disputado hacía escasas 12 horas su equipo. Pero ayer en la sala de prensa de El Alcoraz, el técnico del Huesca admitió que le hubiera gustado que pese a haber apostado por los menos habituales, el encuentro se hubiera desarrollado de otra manera. Y que de esta manera le hubieran surgido más dificultades a la hora de elegir a los hombres que mañana volverán a saltar al campo de su estadio, en el regreso a la competición liguera frente al Sevilla Atlético.

"No es decepción, porque al final se ve porqué estás apostando por unos jugadores de inicio en los partidos. Aunque sí me hubiera gustado que en el encuentro nos hubiera salido todo bien y que hubiera generado más competencia", consideró el técnico, que destacó en varias ocasiones el primer tramo del choque copero frente al Valladolid como crucial para el desenlace negativo. "El inicio nos condenó, porque el rival se creyó que nos podía ganar", dijo ayer.

No obstante, no quiere que la derrota y las sensaciones negativas hagan mella en una plantilla que ayer mismo por la mañana regresó a los entrenamientos. "Les he dicho a los jugadores que no quiero que el partido nos afecte al estado de ánimo. Salimos de Pamplona muy reforzados y tenemos que tener la moral a tope aunque ayer –por el miércoles–, las cosas no nos salieron muy bien". Como punto positivo, destacó la voluntad y predisposición que mostraron los jugadores en todo momento, así como el pundonor al que apelaron en el tramo final, con un hombre menos, y que les permitió crear alguna ocasión de peligro a las que ayer se refirió el técnico.

El once que saldrá de inicio para intentar revertir el ánimo se parecerá más al que había logrado el empate en El Sadar el sábado anterior que al que se vio en El Alcoraz frente al Valladolid, ya que pese a que Rubi ha dicho en repetidas ocasiones que no cuenta con un equipo titular fijo, las pruebas que pudo hacer el miércoles le han dejado una pizarra bastante definida. "El once más o menos lo sabéis todos, un jugador arriba o abajo. De aquí a tres semanas puede cambiar porque alguien no o esté en forma o porque otro que está en el banquillo pida a gritos salir, pero esta semana muy diferente no va a ser", adelantó el entrenador, pese a que las características del rival de mañana distan mucho de las de su último oponente liguero, el Osasuna.

"El Sevilla Atlético es un equipo con muy buenos futbolistas, la mejor muestra es que ha tenido a tres jugadores convocados con selecciones, aunque sea en categorías inferiores. Es un conjunto que compitió muy bien en Pamplona. Hizo un partido muy digno y no se arrugó, por lo que no te va a regalar nada", dijo Rubi con respecto al filial andaluz, al que describió como un equipo "joven pero con valentía y descaro", y apuntó a "la intensidad y el orden" como las claves para poder vencerles.

Precisamente Rubi consideró que el orden faltó en muchos momentos de la derrota frente al Valladolid, además de una intensidad que considera crucial ya no solo en el siguiente partido, sino durante toda la temporada. "Errores puntuales va a haber muchos, porque esto es la Segunda División, y aquí el día que tú aflojas lo acabas pagando, porque te ganan, sea el que sea, bien el primero o el último. La dificultad de la categoría está en dar el máximo siempre. Ayer no lo dimos, y por eso perdimos. Vamos a intentar que no sea habitual, pero hasta cierto punto es normal", valoró el entrenador.

Además de para devolver las buenas sensaciones y la confianza a su vestuario, Rubi espera que una victoria reconforte también a la grada, que no pudo disfrutar en el envite copero. "La afición quiere ver a su equipo ganar, y cuando no se lo hacemos pasar bien se va un poco triste. Lo entiendo perfectamente. Pero al final es gente que conoce el equipo, sabe que esto es muy largo, y que hay que estar siempre al lado de tus jugadores. Porque cuando están allí, los ánimos de todos ayudan a que las pequeñas crisis se superen", dijo, recalcando que no quería decir que su equipo estuviera en crisis.

Rubi también consideró que los jugadores del Huesca tenían suerte de poder contar con una afición como la de El Alcoraz, "porque en otros campos a los diez minutos ya están silbando, y eso hoy en día no funciona. Las reprimendas ya las dará el entrenador", concluyó su comparecencia el técnico.

Etiquetas
Comentarios