SD Huesca
Suscríbete por 1€

Un nuevo proyecto a escena

El Huesca de Rubi se pone en funcionamiento visitando al Numancia. No hay bajas en el equipo azulgrana para medirse a un rival sin demasiados cambios.

El vestuario ­–y algún directivo del Huesca– guardó ayer un minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas.
El vestuario ­–y algún directivo del Huesca– guardó ayer un minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas.
ROGER NAVARRO

El nuevo proyecto de la Sociedad Deportiva Huesca pasará esta tarde en Soria su primer examen real de la temporada 2017/2018. El equipo azulgrana acude al estadio de Los Pajaritos para medirse al Numancia (20.30) con la vitola de ser uno de los tres participantes insatisfechos en el último ‘play off’ de ascenso a Primera, algo que ahora mismo es solo un mérito para el recuerdo. Entre otras cosas porque pese a que el bloque es identificable, las novedades en el vestuario han sido numerosas, empezando por el entrenador. Y también porque el fútbol se rige por las leyes del aquí y ahora. Por eso, para el Huesca, ya solo existe Soria y el intento de inaugurar de forma positiva la que es su tercera campaña consecutiva en la categoría de plata.

La etapa de Joan Francesc Ferrer Sicilia ‘Rubi’ como director de orquesta celebra su apertura hoy en Los Pajaritos. El preparador barcelonés ha sustituido a Juan Antonio Anquela, tal y como él mismo aseguró el jueves, sin un solo complejo o miedo por lo conseguido por el técnico andaluz en el último ejercicio. Rubi sale a por todas y no busca excusas. "Yo lo que quiero es estar arriba", dijo. Qué mejor que establecerse en lo alto desde el principio, pensará a orillas del Duero el técnico azulgrana.

Con Rubi se estrena un nuevo entrenador pero no es solamente eso. Desde que la pretemporada diera sus primeros pasos el 18 de julio, ha tratado de inculcar un modelo de juego distinto en el que el control de la pelota es la piedra filosofal que desenmascara el resto de consideraciones tácticas. Que las hay. Y muchas.

Tanto Rubi como el resto de integrantes del ‘staff’ técnico del Huesca han metido temperatura al horno a lo largo de un intenso verano de preparación. Sin embargo, el bizcocho azulgrana todavía no ha subido lo suficiente. "Necesitamos tiempo", reconoció el entrenador de Vilassar de Mar, quien aclaró cuál es el área del campo que precisa de más minutos de cocción. Esa línea es la delantera, totalmente remodelada respecto a la que se la jugó ante el Getafe en el ‘play off’. También es nueva la portería, si bien Álex Remiro, que apunta a titular, ya sabe cómo se las gastan en Segunda de su estancia en el Bilbao Athletic. Arriba, en cambio, de los tres atacantes tan solo uno -Rescaldani en el Málaga sin mucho éxito­­– ha jugado en Europa.

El primer once de Rubi, para cuya configuración no tiene bajas –solo los lesionados de larga duración Nagore y Kilian–­, contará con un mayor número de efectivos del pasado curso sobre los diez fichajes consumados. La defensa y la medular, donde se han registrado pocas altas, no contemplará caras nuevas en Soria. Eso sí, estará la variante de Akapo en el lateral izquierdo ­–a pierna cambiada–, dejando el carril del dos para Alexander González.

En la zona ofensiva es donde asaltan las dudas. Cucho Hernández, Camacho y Rescaldani pugnan por dos puestos. Los otros dos son fijos: Gallar y Vadillo. Ambos jugadores están llamados a ser hoy los encargados de poner la pólvora con su velocidad, desborde y capacidad de remate.

El Numancia, por su parte, ha tocado aún menos que el Huesca el armazón del pasado curso. Su franja de tres cuartos acumula peligrosidad, mientras que atrás volverá a jugar ante el equipo que es abonado el oscense Dani Calvo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión