Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

El Huesca recobra el pulso contra el Lugo

Los de Anquela vencen en El Alcoraz y siguen firmes en su lucha por el ‘play off’.

Ferreiro en una acción del partido de este sábado ante el Lugo.
Ferreiro en una acción del partido de este sábado ante el Lugo.
Rafael Gobantes

El mensaje de Anquela era claro: había que recobrar la identidad. Y sus hombres le cogieron el guante. El Huesca se rencontró consigo mismo, con su esencia de juego, sobre el césped de El Alcoraz, y aunque el marcador final fue un ajustado 1-0 y la agotada plantilla azulgrana terminó pidiendo la hora, las sensaciones esta vez sí que fueron positivas. Especialmente en una gran primera parte, después de semanas de malos arranques azulgranas y de amargo sabor final.

La consigna era romper con las últimas jornadas y Anquela buscó la revolución ya desde su pizarra. Hasta cuatro cambios introdujo el entrenador respecto al once que había caído siete días antes frente al UCAM. La recuperación de Aguilera tras dos semanas de baja propició su vuelta al doble pivote azulgrana junto a Melero. Pero el técnico también modificó la pareja de centrales, dando entrada a Jair en el centro de la defensa, en lugar de Íñigo López.

Además, buscó algo de refresco en su ataque, atascado en los últimos encuentros, premiando así los buenos minutos que habían tenido saliendo desde el banquillo en anteriores jornadas Vadillo y Borja Lázaro, que recuperaron la titularidad en detrimento de Alexander González y Vinícius, respectivamente.

Así, un Huesca renovado y visiblemente motivado se plantaba sobre el césped de El Alcoraz bajo un intenso sol que elevaba el mercurio por encima de los 30 grados. La predisposición azulgrana era clara: hacer sus deberes y esperar el tropiezo del Valladolid frente al Getafe para regresar a la sexta plaza.

Los siete saques de esquina a favor del Huesca con los que se cerró la primera parte -frente a uno solo para el Lugo-, eran la mejor muestra de hacia donde miraba el partido. El marcador lo confirmaba, con un 1-0 que llegó en el cinco de juego, en una acción propia de videoconsola, ya que se iniciaba con una gran combinación de Borja Lázaro y Brezancic, llevando el balón hasta Samu Sáiz, ya en el área pequeña. El madrileño resolvía perfecto, al controla y orientarse el disparo con gran sangre fría.

Se alfombraba un nuevo guión para el Huesca, muy diferente al de encuentros anteriores, con un marcador a favor y el control del juego. Era propicia la situación, pero el conjunto de Anquela no logró rematarla. Hasta tres cabezazos tuvo Aguilera en sendos corners, que se fueron todos por encima del larguero. Hubiera sido la coronación perfecta para el gran encuentro del mediocentro, que demostró una vez más lo necesario que es para este equipo, pese a llegar tras una lesión y haber completado apenas tres entrenamientos con el resto del grupo.

Además de con los remates del centrocampista, el Huesca también buscó el gol en varias jugadas iniciadas con genialidad desde las bandas, con unos participativos Ferreiro y Vadillo tanto en tareas ofensivas como en las ayudas. No encontraron premio sus acciones y el marcador se asemejaba algo corto para el dominio del Huesca, que contaba con 45 minutos para cerrar la contienda.

Enlazó varias claras en el arranque del segundo tiempo, la primera invalidada por fuera de juego de Brezancic, que ya asistía desde la línea de fondo a Borja Lázaro, y minutos después era Samu Sáiz el que conducía por el centro pero no encontraba al mismo delantero, que se frenaba para no caer en fuera de juego.

El Lugo dio un aviso en el minuto 55, en su primera acción clara hasta ese momento. Un saque de esquina que ponía Kravets y Sergio Gil estrellaba en el lateral de la red. La reacción oscense aparecía en la siguiente jugada, con un remate de cabeza de Borja Lázaro a centro de Brezancic que no encontró los tres palos por muy poco.

Se abría un poco la contienda, y Anquela optaba por mover el banquillo. Daba entrada a Alexander por un Vadillo que agotado se tendía sobre el césped, y minutos después el cambio era obligado con un Borja Lázaro que abandonaba el campo en camilla, para dejar la punta de ataque a Vinícius Araújo.

No aportaron demasiado los cambios a una plantilla ya entregada, y aunque el Lugo apretó en los últimos minutos, disponiendo de las que no había tenido hasta ese tramo final, Herrera estuvo atento e impidió empañar una tarde que se cerró con aplausos y la ilusión reforzada. 

Ficha técnica:

SD Huesca: Sergio Herrera, Akapo, Jair, Carlos David, Brezancic, Aguilera, Melero, Ferreiro (David López, 78), Vadillo (Alexander, 67), Samu Sáiz y Borja Lázaro (Vinícius Araújo, 72).

Lugo: Roberto, Jordi Calavera, Carlos Hernández, Miquel, Kravets, Sergio Gil (Carlos Pita, 62), Seoane, Iriome, Fede Vico (Yelko Pino, 46), Campillo y Pablo Caballero.

Goles: 1-0, min.5: Samu Sáiz.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (comité balear). Mostró tarjeta amarilla a Calavera y Sergio Gil por el Lugo.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 40 de la Liga 123, disputado en El Alcoraz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión