Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

El destino del Huesca, en juego ante el Lugo

La victoria se antoja clave en la carrera azulgrana para disputar el ‘play off’ de ascenso. Última bala para el rival.

El extremo Álvaro Vadillo, en imagen ayer en el IESPirámide, puede regresar al once inicial.
El destino del Huesca, en juego ante el Lugo
RAFAEL GOBANTES

Con tan solo tres jornadas para despedir la liga regular en Segunda División, los puntos en disputa adquieren una notable trascendencia. La mayoría de los 22 equipos que conforman la categoría de plata están pendientes de los exámenes finales en esa pugna por los objetivos que se extraen de los diferentes niveles clasificatorios. El ascenso, el ‘play off’ y el descenso a Segunda B se delimitarán en este último trío de partidos que, para la Sociedad Deportiva Huesca, se abre esta tarde en El Alcoraz (16.00) con un duelo de capital importancia frente al Lugo que estará condicionado también por el sofocante calor. El destino de los azulgranas, en su anhelo de alcanzar esa escalera hacia el cielo, dependerá en buena medida de lo que suceda hoy, precisamente ante un rival, el conjunto gallego, que acude al coliseo oscense pensando en disparar su última bala para derribar al Huesca y poder tomar contacto con el pelotón del ‘play off’. Vamos, que el choque cuenta con grandes alicientes. En el mismo el equipo altoaragonés pretende atar la victoria como local para, además, añadir una carga de presión extra a sus enemigos más íntimos. A ese respecto centra las miradas el Valladolid, que recibirá al Getafe conociendo el marcador que se haya dado en El Alcoraz. Dependiendo de lo que pase en un escenario y en otro el Huesca, séptimo a un punto de los castellanos, se adentraría nuevamente en la zona de honor.

Las combinaciones en función de los resultados propios y de los rivales directos ofrecen todavía multitud de posibilidades. Teniendo en cuenta esta consideración, cierto es igualmente que todo lo que no sea sumar de tres en tres ante el Lugo, para el Huesca, supondría un paso atrás tal vez irrecuperable. Las cuentas que servirían para darle nitidez a sus desvelos por el ‘play off’ necesitan el amarre de los dos partidos consecutivos en casa, frente a los gallegos y al Numancia. El adiós a la temporada liguera se producirá en el Ciudad de Valencia ante un Levante ya de Primera División.

El calendario, a priori, no es demasiado severo para el Huesca, que de todos modos debe olvidarse de futuros envites y centrarse en exclusiva en el Lugo y en remendar los desatinos de sus más recientes apariciones ligueras. Elevar el nivel defensivo, de primero de preescolar en las clases del técnico Anquela, es el punto clave a tener en cuenta. Ante el Tenerife, el Girona y el UCAM Murcia los azulgranas han otorgado facilidades que no han desaprovechado los contrarios. Las primeras partes han servido para cavar la tumba –dos goles en contra–, haciendo imposible la resurrección tras los respectivos descansos pese a mostrar entonces una imagen más acorde a la ofrecida por el cuadro altoaragonés en su devenir por el campeonato.

"Nos han metido goles demasiado rápido. Hay que intentar corregirlo y volver a ser el equipo sólido que éramos", reclamó ayer el delantero Borja Lázaro, quien apunta a ser una de las novedades del Huesca en su formación inicial de cara a "un partido muy importante para nosotros y para la ciudad. Lo hemos hablado toda la semana. Va a ser bonito".

Novedades en el once

Junto a Borja en sustitución de Vinícus como punta de lanza, el esperado regreso de Aguilera ha ido tomando forma a lo largo de la semana. El madrileño, un seguro de vida en la medular y cuya ausencia por lesión ha afectado al Huesca, volverá a ocupar plaza con Melero en el doble pivote. Además, Vadillo podría tener su oportunidad en el once, dejando en la banqueta a Alexander o Ferreiro, ex del Lugo. Incluso cabe otra vuelta de tuerca: Jair por Íñigo López en el centro de la zaga.

Anquela pretende con ello dar un nuevo aire a su equipo después de sumar un solo punto de los últimos nueve. Todo sea por encarar del mejor modo un choque en el que "los dos nos jugamos mucho", dijo Lázaro, que habló igual del horario: "Deberían mirarlo. Puede ser peligroso. Pero también el Lugo tendrá esa dificultad".

En el vestuario del Huesca están dispuestos a dejarse el alma para alcanzar un hito en la historia del club. "El equipo estaba planificado para la salvación pero ahí seguimos luchando por un sueño para todos. La gente te anima por la calle y su apoyo es fundamental", indicó Borja Lázaro, para quien su gol al Tenerife supuso "un punto de inflexión".

El Lugo se presenta con la sensible baja del goleador Joselu. Caballero tomará el testigo arriba.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión