Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Declaraciones

Micael se sincera

El internacional portugués admite que, de haber seguido Aguirre en el banquillo, probablemente hubiese pedido una salida del equipo. Ahora, con Jiménez, se muestra más contento y cree que la salvación es posible.

Rúben Micael, durante la rueda de prensa
Micael se sincera
J. M.

Sincero, directo y en castellano. Rúben Micael repasó la actualidad del Real Zaragoza y confesó que llegó a valorar su salida de haber continuado Aguirre en el banquillo aragonés. Ahora, con Jiménez a los mandos y una propuesta más ofensiva sobre el verde, el portugués se encuentra centrado en el presente zaragocista y cree posible la salvación.

La adaptación del centrocampista al cuadro zaragozano está siendo lenta y, en algún momento, frustrante. Micael llegó a Zaragoza con la etiqueta de jugador importante y, sin embargo, no ha logrado establecerse en el once titular de una manera clara e inapelable. Algo que le llevó, incluso, a plantearse su salida en el mercado invernal. “Con todo el respeto que tengo para el club y los compañeros, no salí del Oporto para venir a Zaragoza y no jugar. Esto es fútbol y hay que continuar trabajando, pero hubo una fase en la que estaba triste”, aseguró en una rueda de prensa ofrecida antes del entrenamiento a puerta cerrada programado para este jueves en la Ciudad Deportiva.

El internacional luso, que no se mordió la lengua, afirmó, incluso, que llegó a hablar con su representante para reconducir su situación en caso de que Aguirre hubiese seguido al frente de los blanquillos. Sin embargo, ahora con Jiménez, parece haber encontrado a un rector con el que se siente más cómodo. “Con Manolo tengo más confianza del entrenador y creo que tengo que se está mostrando en los entrenamientos. Espero tener la continuidad necesaria”, declaró.

En opinión de Micael, el Real Zaragoza se encuentra ahora en la senda de la recuperación. Algo para lo que hace falta “una victoria que ayude a recuperar la confianza perdida”. Según su criterio, la salvación es posible. “Faltan 19 partidos, creo que podemos ganar diez partidos ya que ahora entrenamos muy fuerte, la intensidad es buena y el entrenamiento es muy bueno”, explicó.

Algo de lo que, según dejó caer, adolecían en con el anterior técnico. “Cuando estábamos contentos tras ganar a la Real Sociedad, Leo Franco ya dijo que podía pasar esto. Por la intensidad de los entrenamientos, se sabía que más tarde o temprano se podía bajar”, aseguró para, posteriormente, afirmar que en la liga española la clasificación de un equipo puede fluctuar rápidamente. “En España ganas dos partidos y estás muy bien, pierdes dos partidos y estás mal”, matizó.

Cambio de estilo

Para Micael, el Real Zaragoza juega ahora un estilo más acorde con la morfología de su plantilla. “Con los jugadores que tenemos, hay que jugar como ante el Getafe. A presionar y arriba”, explicó. Aunque, en su opinión, el equipo debe tener algo más de pausa con el esférico. “Contra el Getafe empezamos muy bien, presionando arriba. Pero con el balón, después de recuperar la bola, queremos estar con la misma intensidad y no. Debemos tener más clama. No hay que ganar con todo, si jugamos con calma creo que tenemos condiciones para ganar”, señaló.

No en vano, en opinión del portugués, el equipo posee gran calidad, a pesar de su mínima confianza. “Si analizas jugador por jugador, tenemos más calidad que otros equipos”, aseguró.

Por último, Micael valoró de manera positiva la incorporación de Dujmovic, el cual teóricamente tendrá la misión de guardarle la espalda sobre el terreno de juego. “Solo lo he visto en tres entrenamientos pero tiene calidad, sabe jugar y sabe posicionarse dentro del campo. Para mí es muy bueno”, aseguró.

Etiquetas