Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

La última bala de Jiménez

El entrenador zaragocista improvisa una mini concentración antes del partido con la intención de cambiar la dinámica del equipo.

Salida del Zaragoza a Málaga, desde la estación del AVE
La última bala de Jiménez
GUILLERMO MESTRE

Manolo Jiménez se niega a rendirse. Tampoco tendría sentido. El técnico sevillano llegó a la capital aragonesa con la única misión de intentar salvar al Real Zaragoza en esta temporada. Un objetivo casi desahuciado ya, pero que no puede desechar. De hacerlo, su estancia al frente del banquillo zaragocista perdería toda su razón de ser. Es para lo que ha venido y lo que tiene pensado hacer hasta el final. “Hasta que no se consuma el descenso, Dios no lo quiera, yo me mantengo en un Zaragoza en Primera. No me planteo un Zaragoza en Segunda, sería muy egoísta si me preocupara por mi futuro”, aseguró.Objetivo: vencer en Málaga

En su argumentación, el de Arahal desarrolló que, en caso de descenso, es el aparato blanquillo el que debe tener preparado una hoja de ruta a seguir. No él, que bastante tiene con intentar vencer en La Rosaleda. “Ahora mismo, lo que debe planificar el Zaragoza, deportivamente, es intentar ganar en Málaga. El club está obligado a tener un plan b e intentar llevarlo en secreto para, si se consuma el descenso, estar preparados. Pero eso es algo que no debo pensar yo como entrenador, porque es una falta de respeto, ni los jugadores tampoco”, aseguró.

Para ello, el míster de los aragoneses ha decidido organizar una mini concentración en la Costa del Sol. Dos entrenamientos a puerta cerrada para la previa del enfrentamiento contra los boquerones, programado para las 20.00, que rompen profundamente la dinámica seguida hasta la fecha.

En un principio, el equipo tenía pensado desplazarse a Málaga el viernes por la tarde, tras haber realizado su tradicional entrenamiento a puerta cerrada en el que ultimar la táctica. Sin embargo, Jiménez decidió cambiar la rutina en una semana, de por sí, más corta de lo normal. Tras haber jugado el lunes, la plantilla no ha disfrutado de ningún día de fiesta y todas sus sesiones, hasta este jueves, han podido ser presenciadas por prensa y aficionados.Entrenamiento en Mijas

En Mijas, localidad en la que se entrenarán, nadie podrá acceder al campo a excepción de los futbolistas y cuerpo técnico. Será el momento de ensayar el sistema a desarrollar en el choque.

A su llegada, el entrenador zaragocista no se mostró partidario de adoptar este tipo de medidas. Por ello, la decisión de coger a la plantilla y llevársela, anunciada a última hora del miércoles, resultó sorprendente. Para justificarla, el hispalense la mostró como su última bala. Una nueva vía mediante la cual poder conseguir llegar a la esquiva victoria. “Conforme van pasando las jornadas y el Zaragoza sigue en lo profundo de la tabla es más difícil el trabajar, el motivar, el llevarlo... Por eso he tomado la decisión de concentrar al equipo. Hemos hablado que lo mínimo que debemos hacer es competir y tener profesionalidad mientras haya un mínimo de esperanza. Debemos respeto al club y a la afición”, señaló.

Etiquetas