Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Diez años de un récord histórico

Una fecha imborrable

Tal día como hoy, hace diez años, Xavi Aguado se convertía en el jugador que más veces ha vestido la elástica blanquilla. Récord que, hasta entonces, ostentaba José Luis Violeta.

José Luis Violeta, Xavi Aguado y Alfonso Solans
La fidelidad perdida
GUILLERMO MESTRE

"No me esperaba un reconocimiento popular tan grande... Es algo que no olvidaré jamás", expresaba Xavi Aguado Companys (Badalona, 1968), el gran capitán del Real Zaragoza, tal día como hoy hace exactamente diez años. Horas antes, el catalán fue acompañado por Alfonso Solans y José Luis Violeta hasta el epicentro de La Romareda, desde donde recibió el cariño de una afición que le agradeció con un interminable aplauso los 471 partidos con la camiseta blanquilla.

Minutos más tarde Aguado, visiblemente emocionado, capitaneó al equipo hacia la victoria (3-2) contra el Rayo Vallecano, en un triunfo que por momentos pareció espantar los males de un conjunto a la deriva que acabaría dando con sus huesos en la Segunda División. Una temporada agridulce que acabaría siendo la última en activo para el de Badalona.

Desde su debut ante el Logroñés, el 9 de septiembre de 1990, hasta la fatal lesión contra el Tenerife en 2002, transcurrieron 473 choques en los que logró anotar 29 dianas. Doce temporadas -más otra en blanco- de fidelidad y amor hacia una camiseta y un escudo, una lealtad en peligro de extinción en un deporte que hace tiempo perdió tan noble valor.

"Tengo que agradecerle esto, no sólo a todos los zaragocistas, sino también a toda Zaragoza y a todo Aragón, porque todos han tenido un comportamiento ejemplar conmigo a lo largo de estos 12 años", reconoció tras fundirse en un eterno abrazo con Violeta.

El día de su despedida del fútbol en activo, al alimón con otro grande de la historia zaragocista, Santiago Aragón, Xavi aguantó las lágrimas hasta abandonar el césped: "Se me junta la alegría con la tristeza. Esta gente me ha perdonado todo, siempre la llevaré en el corazón", concluía el seis.

Etiquetas