Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Pablo Álvarez llega tocado

El lateral derecho argentino fue presentado en La Romareda como nuevo jugador blanquillo. Afirmó tener unas molestias en los isquiotibilaes derechos, aunque asegura "máxima disposición".

Pablo Sebastián
Pablo Álvarez llega tocado
ASIER ALCORTA

Jiménez ya tiene al lateral derecho que pretendía. Aunque no en las condiciones que, seguramente, hubiera deseado. Tras haberse cerrado su cesión por parte del Catania en el último día del mercado invernal, Pablo Álvarez ha sido presentado como nuevo jugador zaragocista en la sala de prensa de La Romareda. Momento de conocer el que será su estadio hasta final de temporada, llega a préstamo y sin opción de compra. Este jueves se ha puesto por primera vez la camiseta blanquilla, aunque solo sea para las fotos de rigor.

El lateral derecho argentino portará el dorsal número dos. El propio de los carrileros diestros, libre tras la marcha de Juárez. El problema, sin embargo, radica en saber cuándo lo podrá lucir en un partido oficial. Según ha comunicado el propio futbolista, Álvarez llega a la capital aragonesa aquejado de unas molestias en los isquiotibiales derechos. Una lesión que deberá ser determinada a través de la realización de un 'escáner' por parte de los servicios médicos del club. A pesar de todo, el jugador promete "máxima disposición" a Manolo Jiménez, con el que aún no ha tenido la oportunidad de hablar.

Como en toda presentación que se precie, el defensa alabó la historia del conjunto zaragozano, al que calificó de "histórico", y se mostró muy contento con la oportunidad de poder jugar lo que resta de temporada en él. "Vengo a un club con mucha historia y con muchas ganas de hacerlo bien, para mí y a su vez al Zaragoza", ha dicho.

A diferencia de otras incorporaciones realizadas, que se encontraban prácticamente apartados en sus equipos de procedencia, Álvarez llega tras haber disputado el último partido del Catania en la Serie A italiana. Un plus de valor para el conjunto zaragocista, que necesita de la máxima rapidez en la aclimatación de sus nuevos fichajes. "Los últimos años jugué todos los partidos. Lo que no venía jugando fueron los últimos cinco meses, que jugué siete partidos por problemas. Vengo con continuidad", aseguró de manera categórica.

Álvarez aseguró tomarse como "un desafío" el poder ayudar en la salvación del Real Zaragoza. Algo que cree que es totalmente posible. "No tengo la menor duda de que el Zaragoza va a salir de esta situación", afirmó. Proveniente de una familia con origen en Galicia, el zaguero diestro mantiene el pasaporte español por lo que no ocupa plaza de extranjero. "Mis abuelos son españoles, mi papá es ciudadano español y, por ende, tomé la ciudadanía", explicó.

Etiquetas