Despliega el menú
Real Zaragoza

La hora de Erik Morán

Los problemas en la creación de juego del Real Zaragoza le abren la puerta de la titularidad.

Erik Morán se agacha en el túnel de vestuarios para poder salir al césped de La Romareda.
Erik Morán se agacha en el túnel de vestuarios para poder salir al césped de La Romareda.
Francisco Jiménez

15-09-2015 06:00El pobre fútbol desplegado por el Real Zaragoza en las dos últimas jornadas -frente a Leganés y Córdoba- reclama soluciones, y la más natural es dar entrada a Erik Morán en el once titular. Hasta el momento, Popovic ha confiado a ciegas en el doble pivote Dorca-Wilk, tan rebosante de despliegue físico como carente de capacidad creativa.

Cierto es que este es un bloque construido para las transiciones rápidas, impulsadas en la velocidad de los hombres de banda -Hinestroza y Jaime, principalmente- y en el dinamismo de Ángel en la punta lanza. Cierto es también que, en ausencia del capitán Vallejo, la pareja de centrales Rubén-Cabrera sufre mucho para sacar el balón desde la defensa. Sin embargo, estas particularidades no deberían estar reñidas con disponer de un mínimo control de los encuentros. 

Tras la derrota del sábado, el propio Popovic reconoció que su equipo, a pesar de "buscar en todo momento la victoria", se mostró "falto de ideas" e incapaz de completar buenas transiciones. Razón por la que introdujo a Morán en el puesto de un espeso Dorca. "He metido a Erik Morán porque con él íbamos a tener más el balón. Buscaba controlar el partido", sentenció en sala de prensa el míster, en un adelanto de hacia dónde caminan sus ideas. 

El centrocampista vasco es un jugador distinto a sus compañeros de puesto. Sin dejar de ser un gran recuperador de balones -96 en 17 partidos disputados la pasada campaña con el Leganés-, posee una depurada técnica y visión de juego. Además, su buen golpeo de balón le permite alternar con facilidad los desplazamientos en corto y en largo, en función de lo que requieran las circunstancias del partido.

Con él sobre el césped, se espera aumentar la capacidad combinativa y el rendimiento de quienes le rodeen. Empezando por el de los defensores -obligados en muchas fases a lanzar balonazos en largo- y terminando por el de un Ángel que extraña la llegada de más pases en condiciones de ser controlados con peligro.

Tras haber disputado sus primeros 40 minutos en La Romareda, 

la puerta de la titularidad se abrirá para Morán el próximo domingo. De nuevo ante su público y con el líder Osasuna como contrincante, el de Portugalete habrá de demostrar que es el mejor remedio a la pobreza futbolística evidenciada por el equipo en las últimas fechas. 

Pedro e Hinestroza, entre algodones

La plantilla del Real Zaragoza retoma la actividad este martes con Pedro e Hinestroza en el foco de todas las miradas. El primero de ellos pidió el cambio ante el Córdoba al sentir una fuerte sobrecarga muscular en la zona del psoas y no completó la sesión de recuperación del domingo por precaución. 

El colombiano, por su parte, no entró en la convocatoria y se encuentra en la última fase de recuperación de una rotura fibrilar en el muslo. El domingo, corrió en solitario y a lo largo de la semana se espera que se una al grupo. 

Popovic espera poder contar con ambos en el trascendental duelo ante Osasuna. También con Jesús Vallejo, ya totalmente curado de las anginas que le impidieron ser de la partida el pasado fin de semana. 

Etiquetas
Comentarios