Despliega el menú
Real Zaragoza

El futuro del filial

El director de la Ciudad Deportiva, José Ignacio Soler, confirma la continuidad de Laínez en Tercera.

Laínez, durante un partido del Real Zaragoza B
Laínez, durante un partido del Real Zaragoza B
A. Navarro

El descenso de Segunda B a Tercera División ha dejado el futuro del filial del Real Zaragoza entre interrogantes. Solo una campaña después de lograr el ascenso a la categoría de bronce, el segundo equipo del club aragonés volverá a afrontar otra campaña en Tercera con el objetivo de subir de nuevo pero, sobre todo, con el de garantizar la formación y el crecimiento de los jugadores que, en unos años, deberían reforzar al Real Zaragoza.

El director de la Ciudad Deportiva, José Ignacio Soler, habló este martes sobre el futuro del Real Zaragoza B, que todavía no está definido del todo. Lo que sí confirmó Soler, durante la presentación de la Liga Formativa que pondrá en marcha la Fundación Real Zaragoza, es que César Laínez seguirá al frente del filial. Lo que no está tan claro es qué jugadores darán el salto al primer equipo, quienes se marcharán cedidos a otros clubes, los que se quedarán o los que se desvincularán del Real Zaragoza para seguir su carrera en otro lugar.

“Hay jugadores con contrato en vigor, otros que finalizan contrato. Estamos hablando con aquellos que queremos que continúen y planificando la temporada. Hay 10 u 11 jugadores con contrato en vigor, pero es posible que unos continúen y otros no, igual que los que acaban”, aseguraba el responsable de la cantera zaragocista, quien está haciendo “una valoración y dando pasos, pero todavía no estoy en condiciones de decir cuántos van a salir, cuántos se van a quedar o si va a ser un equipo nuevo”.

“Los filiales cada años se renuevan mucho, es ley de vida, independientemente de que se haya hecho una buena o una mala temporada, la renovación en un filial es permanente”, indicaba Soler, quien no se cierra a que algún jugador pueda ser cedido para que continúe su progresión en una categoría superior a la del filial. “Puede haber algún caso. Si entendemos que para su proyección como su jugador es positivo, para que el día de mañana pueda regresar al Real Zaragoza, la habrá”.

Primero la formación, luego el ascenso

Soler también dejó claro cuál será el objetivo del filial tras esta caída a Tercera: quiere buscar el ascenso, sí, pero sin olvidar que la prioridad del segundo equipo debe ser formar a los jugadores para allanar su camino hacia el fútbol profesional.

“Lo que tiene que primar es el aspecto formativo. Por conseguir el ascenso sí o sí no podemos hipotecar nuestra manera de pensar y el objetivo que tiene el filial. Trataremos de que sea un equipo con unas señas de identidad muy definidas, jugadores jóvenes, en proceso de formación, con posibilidades de ser profesionales de alto nivel... Si con eso, con una buena planificación, con un buen trabajo, con el esfuerzo y la calidad de los futbolistas nos da para conseguir el ascenso, pues fenomenal, no renunciaremos a eso, pero no vamos a hacer una plantilla con el único objetivo de ascender o vamos a dejar de lado la formación y la progresión por conseguir el ascenso al precio que sea”, sentenciaba el director de la Ciudad Deportiva.

Etiquetas