Real Zaragoza

Un himno en azul y blanco

Un zaragozano que trabajó como pianista en hoteles ha compuesto una canción para el Real Zaragoza.

David Fau, compositor de la canción 'Azul y blanco'
David Fau, compositor de la canción 'Azul y blanco'
Laura Uranga

David Fau decidió fusionar sus dos pasiones, la música y el Real Zaragoza, para aportar un granito de arena al equipo de su corazón. Este zaragozano de 50 años, que trabajó como pianista en varios hoteles durante una época de su vida, quiso escribir en azul y blanco su partitura más especial, un himno para levantar el ánimo del zaragocismo en uno de sus momentos más complicados. La iniciativa comenzó como un impulso, pero fue transformándose en las notas y versos que por fin han dado lugar a una canción completada con los arreglos de Ricardo Martínez, la voz de Nacho Hernández y los coros de Alizia Romero.

"Hace tres o cuatro años me surgió la idea y comencé a desarrollarla, pero por unos motivos u otros la dejé aparcada varias veces. De vez en cuando la retomaba y poco a poco me di cuenta de que había tomado forma", asegura Fau. Con la partitura en una mano y la letra en la otra, pensó cómo convertir sus papeles en música: "Me puse en contacto con un conocido que tiene un estudio de grabación y le gustó, así que nos pusimos a trabajar y hace un par de semanas lo acabamos. Es una cosa sencilla, mi humilde aportación a nuestro equipo, pero la he intentado hacer con todo mi cariño y mi respeto".

Comenzó con el himno cuando regresó a trabajar a Zaragoza tras aparcar su trabajo como músico: "Tocaba el piano en hoteles. Estuve cuatro años en Canarias y otros cuatro en Baqueira Beret, de punta a punta de España con mi música. Pero allí donde estaba seguía siempre al Real Zaragoza". Ahora trabaja junto a su hermano en una asesoría de asuntos fiscales y laborales, pero su vida sigue girando en torno a las partituras. "En este momento no vivo de la música, pero es mi forma de vida", asegura Fau, orgulloso de su modesta aportación al zaragocismo: "Ya que no puedo ayudar de otra forma al Real Zaragoza, he decidido hacerlo de la forma en que sé, con la música. En el himno he intentado transmitir los valores del club y de la ciudad".

Una vez acabado el himno, a David Fau le encantaría poder escucharlo en el templo del zaragocismo. "Ojalá algún día la pudiera escuchar en La Romareda. Pero, sin duda, el mejor regalo sería que a la gente le gustara", indica el zaragozano, quien espera que este también sea el año del ascenso: "Atravesamos momentos difíciles, pero estoy convencido de que entre todos vamos a lograr que nuestro equipo regrese a su escenario natural, que no es otro que la Primera División. Tenemos que estar allí por afición, por población, por club y por señorío".

Etiquetas