Despliega el menú
Real Zaragoza

Natxo Insa y nadie más

El Real Zaragoza se despide del mercado invernal con un único fichaje, más de lo esperado.

Natxo Insa posa con la bunfanda del Real Zaragoza
Natxo Insa y nadie más
Laura Uranga

El Real Zaragoza encaraba el mercado de invierno sin opciones de fichar y lo ha despedido con el refuerzo de Natxo Insa, un jugador que si alcanza su mejor nivel puede elevar la calidad del equipo. Más de lo esperado, aunque menos de lo que se pretendía desde el club, que tras cerrar la llegada del centrocampista trató de lograr un segundo fichaje, algo que finalmente no se ha podido concretar.

La llegada de Insa fue posible gracias a la buena voluntad de Diogo, que regresaba al club aragonés el pasado verano y aceptó la petición del Real Zaragoza de rescindir su contrato sin cobrar la segunda mitad de la temporada para que pudieran contratar a otro jugador con el dinero que se ahorraban. Si no se marchaba alguien, no se podía fichar, ya que la plantilla ya cuenta con los 18 jugadores profesionales que le puso como límite la LFP. Además, desde la dirección deportiva también debían jugar con las restricciones presupuestarias, un requisito que ya frustró la llegada de Chuli -jugador cedido por el Betis- el último día del mercado estival.

"Tenemos dos limitaciones: el número de fichas y el montante global que puede destinar el club a los emolumentos de los jugadores, y tenemos que jugar con esas dos variables. Hoy por hoy tenemos las fichas cubiertas, así que deberían salir jugadores, y deberían hacerlo a coste cero. En cualquier caso, que la suma del coste más los emolumentos del jugador no superen el límite. Esas son las variables con las que tendrá que trabajar la dirección deportiva, así que veremos qué se puede hacer", aseguraba Fernando Rodrigo, consejero del área económica del club, cuando se alcanzó el acuerdo con Hacienda.

Fue lo que ocurrió con Diogo y Natxo Insa, y el Real Zaragoza ha intentado llegar -sin éxito- a un acuerdo similar con Tato, un jugador que llegó en septiembre, cuando el mercado ya estaba cerrado, ya que estaba sin equipo. El atacante, sin embargo, apenas ha jugado, ni con Víctor Muñoz ni con Popovic, por lo que era la opción preferida por el club para que llegara otro jugador de ataque que pudiera aportar más al equipo. Unas horas antes del cierre del mercado, el propio Popovic reconocía que ya no esperaba la llegada de ningún fichaje: "Ni pienso eso. Para mí está cerrado. Hemos tenido poquito dinero y hemos comprado buenas cosas, como en las rebajas".

¿Suficientes defensas?

El final del mercado de fichajes deja al Real Zaragoza con un solo refuerzo y a su defensa con muchas limitaciones. Con la salida de Diogo, Rubén todavía lesionado y Mario recayendo de sus molestias casi cada semana, Popovic se ha encontrado con numerosos problemas para formar la zaga, y se los seguirá encontrado si continúan las lesiones, ya que solo tiene 6 defensas: Fernández, Rico, Mario, Vallejo, Cabrera y Rubén.

Sin embargo, fue el propio director deportivo del club, Ángel Martín González, quien aseguró que tenían bastantes jugadores en esa línea. "Es muy difícil que fichemos a un defensa. Tenemos bastante gente atrás y hay otros que se pueden adaptar cuando el equipo lo necesite. Tanto en el lateral derecho como en el izquierdo hay gente que puede jugar sin problemas. Estamos intentando mejorar el equipo en los puestos en los que pensamos que se nos puede hacer larga la liga. Hay futbolistas jugando muchos partidos y es importante que tengan un recambio", aseguraba en la presentación de Natxo Insa. Finalmente, ni defensa ni atacante. Popovic se queda con lo que tiene.

Etiquetas