Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Rubén no saldrá

La lesión del central está controlada y se espera que vuelva en mes y medio, asegurando así su continuidad en el Zaragoza hasta final de temporada.

El Real Zaragoza confirmó ayer que la lesión de Rubén González sigue el calendario de recuperación previsto
Rubén no saldrá
Aranzazu Navarro

El Real Zaragoza confirmó ayer que la lesión de Rubén González sigue el calendario de recuperación previsto, una vez que un segundo diagnóstico ha desvelado que el desgarro muscular que padece el central gallego no es más grave de los pronosticado inicialmente. De este modo, si Rubén prosigue su actual línea de evolución física, debería recibir el alta dentro de mes y medio, en torno a los primeros días de marzo, por lo que el jugador estaría disponible para los tres últimos meses de competición y se cierra así la hipótesis de una salida de la entidad durante el mercado de invierno.

Rubén ha necesitado viajar a Vitoria para que fuera evaluado por un especialista, Mikel Sánchez, en cuya consulta se confirmó el alcance de la dolencia (una rotura fibrilar en el músculo aductor de su pierna izquierda) y se observó que el tratamiento y la rehabilitación está adecuados a los plazos habituales. Mikel Sánchez someterá a una revisión a Rubén dentro de quince días para actualizar el estado de la recuperación del futbolista.

Esta información médica ha reforzado la intención adoptada en las últimas horas por el área deportiva del Real Zaragoza de no incorporar en el actual mercado de invierno a ningún defensa. En la entidad, reside el convencimiento de que la recuperación de Rubén será la adecuada, por mucho que ya haya recaído una vez de su actual lesión.

Esta seguridad de que el central gallego vencerá los riesgos de un nuevo contratiempo cierra la puerta de su posible salida en los próximos días y zanja la cuestión defensiva: el Zaragoza acabará la temporada con Fernández, Vallejo, Rubén, Mario, Cabrera y Rico como piezas de la retaguardia, más la adaptación al puesto de central de Lolo, el recurso de urgencia que proporciona también Dorca en esa parcela, e incluso la alternativa que puede explotarse de Jaime Romero como lateral izquierdo.

Tal y como reconoció el director deportivo Ángel Martín González en la presentación de Natxo Insa como futbolista del Real Zaragoza, en el club se quería tener un diagnóstico seguro sobre el estado de Rubén que garantizase que su lesión no se alargaría a cuatro meses. En ese caso, el club tenía pensado negociar su salida para poder incorporar un nuevo fichaje («uno como máximo», dijo Martín González).

Cerrada esta vía, el Zaragoza trabaja en la incorporación de un hombre ofensivo y versátil que incremente la competitividad arriba. El principal candidato, en ese caso, para desvincularse del club aragonés es Tato, hasta el momento con una aportación testimonial en el equipo aragonés.

Rubén se lesionó el 16 de noviembre, en el primer minuto de juego del partido contra el Betis. Sufrió una rotura en el aductor de la pierna izquierda e inició un tratamiento para regresar tras el parón navideño. Ya recuperado, el club le dio permiso para jugar media hora en una cita benéfica a la vuelta de las vacaciones, pero a los dos entrenamientos volvió a sufrir una rotura, recayendo así de su lesión. Ahora, Ranko Popovic deberá aguardar hasta primeros de marzo para poder contar con él.

Etiquetas