Real Zaragoza

"Haremos grupo"

Víctor Muñoz destaca que la concentración en tierras gerundenses fortalecerá el espíritu colectivo

Víctor Muñoz tiene ante sí en los próximos días una de las principales aspiraciones a las que deseaba dar forma dentro de su estrategia de trabajo: una concentración de aunque fuera unos pocos días para salpimentar el grupo, reforzar lazos, cuajar relaciones y asentar ideas. Todo aquello que dicta la normalidad en la preparación de un equipo, pero que este verano, por diversas circunstancias, no pudo cumplirse. La estadía arrancó ayer por la tarde el Sant Feliu de Guíxols y, por extensión, en toda la Costa Brava y el Bajo Ampurdán gerundense, aprovechando que la Segunda División conduce al Real Zaragoza a Palamós, exilio del Llagostera, próximo rival. "Lo fundamental será conocernos, hablar de los objetivos y hacer grupo. Sesiones de entrenamiento solo van a ser tres. También aprovecharemos la estancia allí para, aquel que lo desee, tenga charlas individuales", señaló Víctor Muñoz. "Se habló de hacer la concentración en el momento oportuno, pero no ha llegado y vamos a aprovechar para estar algún día más concentrados de lo habitual, poner las cosas en común y estar juntos un poco más", añadió. 

Un paso más hacia la plena integración del equipo se dio ayer con el amistoso contra el Tudelano. Un partido descafeinado pero que cumplió la misión de aumentar el kilometraje competitivo de gente como Lolo, Jaime, Basha o Tato. "Me ha servido para ver cómo están los futbolistas que no están jugando y para intentar mejorar algunas cosas. Ha sido interesante ver a algunos futbolistas durante 90 minutos", indicó el entrenador. Sobre el incidente protagonizado por Leandro Cabrera, quien propinó un puñetazo a Víctor Bravo, delantero del Tudelano, el técnico fue escueto: "No he hablado con él. Ya tendremos tiempo para ver que ese no es el camino". Víctor Muñoz reconoció que el equipo, aunque "configurado", aún no está redondo. "Aún estamos en formación", dijo. "Estoy buscando el equipo adecuado a nuestros jugadores. Queremos que sea el rival el que se adapte a nosotros", apuntó el técnico acerca de si el estilo de juego seguirá incluyendo patrones de fútbol directo o se guiará de acuerdo a un plan de mayor elaboración. "No jugamos a la contra porque no tenemos jugadores rápidos, por eso tenemos que tener el balón y atacar. Los pocos goles que hemos marcado han sido de creación"", aseguró. 

Según Víctor Muñoz, el reciente triunfo contra el Alavés ha resucitado los estímulos del equipo. "El equipo está motivado. La victoria fue buena por la afición y también para que la exigencia que tienen los jugadores si no es recompensada parece que no sirve. Esa victoria ha recompensado el esfuerzo que se hacía", apuntó, antes de finalizar: "Hay que seguir en la misma línea para sumar otra victoria contra el Llagostera, un equipo de gente joven, consolidado y que va a dar guerra". 

Etiquetas