Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Agapito abre paréntesis

El constructor soriano se toma un respiro antes de resolver a quién vende su paquete de acciones del Real Zaragoza.

Agapito Iglesias, en la imagen acompañado del consejero Javier Porquera.
Agapito abre paréntesis
HA

 Un fin de semana de reflexión. Un paréntesis en la negociación sobre el futuro inmediato del Real Zaragoza. Con las negociaciones para intentar cerrar la compra de la entidad en la recta final, Agapito Iglesias se toma un respiro antes de afrontar la que debe ser la semana decisiva para el cierre de un posible acuerdo.

Las cosas parecen encarriladas; pero lo cierto es que no hay nada decidido. Tras la manifestación de sintonía puesta de relieve por el grupo de empresarios que abandera Mariano Casasnovas, todo parecía indicar que la firma era cuestión de horas. Sin embargo, las cosas no han resultado sencillas y es preciso esperar aún para confirmar –o no- el traspaso del paquete accionarial.

Sigue adelante la alternativa que lideran Javier Láinez y Sixto Genzor. Tras la línea que llevaban avanzada -la del capital mexicano- ha surgido la posibilidad de una inyección que llegaría a través de un banco alemán. Lo que le preocupa a Agapito Iglesias es que desembarque el dinero y que el proyecto se muestre sólido y serio. Ha sido una opción que el propietario no quiere aparcar, por más haya indicado de forma específica que prefiere que Javier Láinez no se convierta en la cabeza visible del Real Zaragoza: que no sea el presidente.

Agapito ha emprendido un camino de no retorno. Quiere dejar las acciones del club y desaparecer de la primera línea que supone la propiedad del Real Zaragoza. Y en el abanico de sus posibles compradores tampoco ha aparcado otras opciones. Porque estudiaba la posibilidad de abrir una puerta a la entrada de Javier Subirats, que está negociando la entrada en el Valencia con capital ruso. La empresa que gestiona la operación ha negado cualquier interés por hacerse con el Real Zaragoza. Sin embargo, el nombre de Subirats se encuentra en el paquete de las alternativas que están en la cartera de negociación de Agapito Iglesias.

Y en este siempre rocambolesco mundo que en los últimos años rodea al Real Zaragoza no se puede despreciar la candidatura propuesta por la Liga de Fútbol Profesional y el Consejo Superior de Deportes. Mateu Alemany llegaría para hacerse cargo de la Dirección General y gestionar con criterio en los despachos una nueva ruta en el Real Zaragoza. El problema, como casi siempre, es quién pone el dinero para cerrar la operación.

Agapito Iglesias mueve las piezas y valora el futuro. De momento, se toma un tiempo de reflexión. Abre un paréntesis.

(Ver más noticias del Real Zaragoza)

 

Etiquetas