Despliega el menú
Real Zaragoza

Las dos obras de arte de Víctor

El joven centrocampista marcó otro gol de falta frente a la Ponferradina que valió la victoria y ya se ha reivindicado como uno de los jugadores más determinantes del Real Zaragoza. Sus dos tantos de libre directo, al detalle.

Víctor celebra su gol frente a la Ponferradina
Dos obras de arte de Víctor Rodríguez
TONI GALAN/A PHOTO AGENCY

Víctor Rodríguez llegó la pasada campaña para reforzar el filial del Real Zaragoza y no tardó en convertirse en un jugador importante para el club. Pero no en el segundo equipo, sino en Primera División. Esta campaña, en Segunda y bajo las órdenes de Paco Herrera, el joven centrocampista se ha reivindicado como uno de los jugadores más determinantes del Real Zaragoza, junto al chileno Henríquez.

A pesar de que ha comenzado en el banquillo en varios encuentros, el catalán ya ha marcado cuatro goles: dos frente al Tenerife, uno contra el Real Madrid Castilla y otro en el partido de este domingo, en el que el Real Zaragoza derrotó a la Ponferradina. Los tres partidos acabaron con victoria del conjunto de Paco Herrera y los goles de Víctor fueron decisivos para sumar los tres puntos.

Al margen del número de goles, el centrocampista ha dejado dos goles que merecen la pena ser recordados. Ambos fueron de falta directa y en La Romareda, que el pasado domingo le despidió con una sonora ovación y coreando su nombre.

Real Zaragoza - Ponferradina

 

El partido estaba atascado y se había complicado para el Real Zaragoza después de que la Ponferradina empatara el partido a pocos minutos del final de la primera parte, un gol que tendría que haber sido anulado por fuera de juego. Cuando más lo necesitaban los de Paco Herrera apareció Víctor, quien coló el balón junto al palo izquierdo de la portería de Santamaría. Un tanto muy protestado por el portero visitante, quien consideraba que Laguardia, que se había cruzado por detrás de la barrera para despistarle, estaba en fuera de juego posicional.

Real Zaragoza - Tenerife

Todavía fue más importante si cabe su aparición estelar en el partido contra el Tenerife. El Real Zaragoza llegaba en plena crisis al duelo con el conjunto insular después de no haber conseguido ningún triunfo en las primeras cuatro jornadas de Liga y el centrocampista firmó una de sus mejores actuaciones con la camiseta blanquilla, marcando dos de los tres tantos en la goleada de los aragoneses. El primero fue un golazo por toda la escuadra en el que poco pudo hacer Sergio Aragoneses.

Etiquetas