Real Zaragoza

Real Zaragoza

El Real Zaragoza deberá reinventarse para afrontar en buenas condiciones su descenso

La reestructuración en la plantilla deportiva zaragocista será uno de los objetivos a conquistar, tanto en las salidas por motivos deportivos además y fundamentalmente de los económicos.

Partido entre el Zaragoza y el Atlético de Madrid_4
ARáNZAZU NAVARRO

El Real Zaragoza deberá reinventarse una temporada más para afrontar en las mejores condiciones posibles su descenso de categoría, como ya anunció tras la reunión de su consejo de administración en la que apuntó a una reestructuración del club.

El cambio que se producirá en la entidad propiedad de Agapito Iglesias, accionista mayoritario, comenzará con la salida del presidente ejecutivo Fernando Molinos, tras haber estado un solo año en ese puesto.

Molinos, cuyo compromiso con Iglesias era para una temporada, dejó entrever en un principio, tras consumarse el descenso a Segunda división el pasado sábado 1 de junio, su intención de continuar si la sociedad le necesitaba pero posteriormente ha expresado su deseo de desvincularse de la entidad.

Con la salida del ex jugador zaragocista de la presidencia, Agapito Iglesias, cuya figura levanta animadversión entre la afición zaragocista y que lleva más de año y medio sin acudir al palco de La Romareda, deberá buscar el que será el quinto presidente incluido él mismo desde que le compró el paquete mayoritario de acciones a Alfonso Solans en mayo de 2006.

A pesar de tener dos temporadas más de contrato también se está intentando llegar a un acuerdo para que abandone la entidad el entrenador Manolo Jiménez.

El sevillano fue el héroe de todo el año 2012, cuya estrella comenzó a apagarse con el estreno del calendario de 2013 hasta conducir a un equipo, con el que un año antes logró el milagro de la permanencia, al descenso de categoría.

La reestructuración en la plantilla deportiva zaragocista será otro de los objetivos a conquistar, tanto en las salidas por motivos deportivos además y fundamentalmente de los económicos en una temporada en el que los recortes de gastos deberán ser muy importantes para hacer viable una entidad que se encuentra sometida al estricto cumplimiento del convenio de acreedores para no verse abocada a la desaparición.

El largo centenar de jugadores que conforman la lista de fichajes desde la llegada de Agapito Iglesias a la entidad maña volverá a incrementarse de forma notable, en una temporada en la que, como ha sucedido en los tres últimos descensos (1977-78, 2002-03 y 2008-09), el objetivo será regresar a la elite por la vía rápida en un solo año.

Etiquetas