Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

Un salto a la tranquilidad

El Real Zaragoza busca este sábado un triunfo en Pamplona (22.00, Reyno de Navarra) que le permita separarse de los puestos de descenso.

El jugador del R.Zaragoza Montañés, en el partido ante la Real Sociedad
Partido Real Zaragoza-Real Sociedad_2
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

"Importantísimo y vital" son algunos de los calificativos que han pronunciado los futbolistas del Real Zaragoza,pero también de Osasuna, para definir el partido que enfrentará en el Reyno de Navarra a dos equipos encaramados al peligroso balcón del descenso y del que se quieren alejar lo máximo posible.

El Real Zaragoza llega a un partido que puede convertirse en clave y marcar a fuego el devenir de una temporada en la que su único objetivo es lograr la permanencia y en la que, de momento, está consiguiendo mantener a raya las tres últimas posiciones de la clasificación.

Los zaragocistas son conscientes que atraviesan su peor momento de la temporada, sobre todo desde que arrancó el 2013 en el que únicamente han sido capaces de sumar dos puntos y como hizo su portero Roberto Jiménez no lo ocultan pero también recordó que disponen de un colchón de cuatro puntos sobre el Celta de Vigo que marca la primera plaza de descenso. 

Para el equipo que entrena Manolo Jiménez la victoria en la capital navarra supondrá un importante balón de oxígeno y ver con otros ojos el futuro inmediato; el empate le servirá para mantener la distancia con los rojillos y además conservar el factor goles a su favor para el final de temporada; mientras que la derrota, que de ninguna forma le hundirá en posiciones de descenso, encenderá todas las alarmas.

De lo que no hay ninguna duda es que el técnico de Arahal deberá modificar una buena parte de su columna vertebral por la doble ausencia por sanción del central Álvaro González, el jugador más entonado de la plantilla en lo que va de temporada, y el internacional portugués Helder Postiga que a pesar de su sequía goleadora sigue siendo la referencia en ataque.

A esas ausencias se ha unido la rotura de fibras, que le hará perderse más de un mes de competición, sufrida el miércoles por el marfileño Ndri Romaric un jugador fichado en verano para convertirse en uno de los guías y que ha estado siempre demasiado lejos de lo que se podía esperar.

Por lo tanto la alineación que presentará el sevillano en el Reyno de Navarra será novedosa, principalmente en ataque donde uno de los recién llegados en el mercado de invierno será la referencia ofensiva, puesto para el que en principio el que más opciones parece tener es el valenciano Rubén Rochina.

Etiquetas