Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El Madrid piensa en Roberto

La lesión de Casillas puede llevar al club blanco al mercado de porteros y el guardameta zaracista está bien colocado. En el Real Zaragoza se asume su posible marcha.

Roberto, en el calentamiento previo a un partido
Real Zaragoza - Celta de Vigo_3
TONI GALÁN/ A PHOTO AGENCY

Roberto lleva ya unos cuantos meses en la cartera del Real Madrid, casi tanto tiempo como desde que se decidió en el club blanco que de cara a la próxima temporada había que encontrarle a Íker Casillas un sustituto capaz de competirle el puesto de verdad. Así lo saben los dueños de los derechos económicos de Roberto, un fondo de inversión encabezado por Agapito Iglesias y varios socios más y que fue el encargado de comprarlo hace año y medio al Benfica por 8,6 millones de euros. Dicha propiedad se ha resistido durante este tiempo a rentabilizar la apuesta a la espera de que el mercado de porteros cogiera vida y millones de euros. Y ese momento iba a ser el próximo verano, con algunas de las principales porterías de la Premier League con dueño indeciso (Liverpool, Arsenal...) y sobre todo, el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Es decir, territorio de Jorge Mendes, bisagra en la salida de Roberto del Benfica rumbo a Zaragoza. Ese era el plan de negocio con Roberto, pero las cosas han cambiado. Casillas se ha lesionado para dos meses y en el Real Madrid se plantean ya lanzarse a por un nuevo portero. Debe ser un guardameta, ante todo, que pueda jugar en Liga de Campeones y de mayor cartel que Adán, solitario ahora tras la lesión de Íker.

Entre los propietarios de Roberto, se conoce que la opción del Real Madrid está muy viva y que puede fraguarse antes del 31 de enero. Por su parte, en el Real Zaragoza, se sabe y se asume. No se forzará la situación porque si, este interés prospera, se espera obtener algo a cambio. Y esa pieza deseada es Álvaro Morata, el joven delantero. Morata serviría para compensar un tanto una operación compleja y de elevado precio. Roberto cuesta, como mínimo, 12 millones de euros. Esa es la frontera de rentabilidad marcada.

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas