Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El Real Zaragoza vuelve a la Liga

La clasificación para cuartos de final ha reactivado la ilusión por la Copa en el R. Zaragoza. Sin embargo, antes, los aragoneses deben afrontar la visita al estadio más complicado de Primera División.

Nueve partidos disputados, nueve victorias locales. Los guarismos, altamente impactantes, pertenecen al estadio Vicente Calderón, próximo destino del Real Zaragoza en Liga. El feudo rojiblanco sueña con finalizar una primera vuelta de ensueño, en la que sus seguidores puedan contar como victorias todas sus asistencias en esta temporada. Un escenario idílico que los aragoneses esperan estropear.

Evidentemente, no será fácil. El conjunto aragonés acaba de recuperar su ilusión por la Copa. Un interés por el torneo del 'K.O.' casi hereditario, que ha permanecido en hibernación durante los últimos cinco años. Sin embargo, ahora es preciso cambiar la mentalidad. Sustituir un chip por otro, teniendo en cuenta que el próximo miércoles espera el Sevilla para jugar los cuartos de final. La hora de gestionar una plantilla, al menos por el momento, limitada en lo numérico.

Según desveló Manolo Jiménez en la rueda de prensa posterior al choque frente al Levante, en Madrid hará al menos cinco cambios en su once inicial. Sustituciones, algunas de ellas, marcadas por la necesidad, habida cuenta de las sanciones que arrastran Movilla y Álvaro. La vuelta de Roberto a la portería y de Postiga a la delantera son las otras dos seguras. El resto obedece a criterios técnicos y físicos.

Así lo experimentó el holandés Glenn Loovens, que disfrutó de descanso frente al Levante al entender el técnico que no está preparado para jugar dos partidos al más alto nivel por semana. “Como todo el mundo sabe, he tenido algunos problemas de rodilla esta temporada. Ahora llega un tramo en el que habrá dos partidos por semana, por lo que he de cuidarme. Por eso creo que el 'míster' decidió reservarme el miércoles”, aseguró en rueda de prensa. 

El calendario por venir

El defensa tulipán apunta a las próximas hojas del calendario, espacio en el que, por el parón de las competiciones continentales, está reservado para la Copa. Así, el Real Zaragoza ya tiene reservado un final de enero más que ajetreado, que podría marcar su devenir en la presente temporada.

Así, tras la visita al Vicente Calderón, los aragoneses recibirán el miércoles 16 al Sevilla (19.30). Posteriormente, el domingo 20, el conjunto zaragocista comenzará la segunda vuelta en Valladolid, antesala de la vuelta contra los sevillistas, cuyo horario todavía está por fijar. En caso de avanzar ronda, las semifinales se encuentran divididas entre finales de enero y de febrero. Claro que eso ya es territorio hipotético para los blanquillos. 

Etiquetas