Despliega el menú
Real Zaragoza

Levante 0-1 Real Zaragoza

Aranda da alas al Real Zaragoza

Un golazo del delantero zaragocista en el descuento permite al Real Zaragoza encarar la vuelta de los octavos de Copa con un 0-1 de ventaja sobre el Levante.

Carlos Aranda, cerrajero especialista en Copa. Tal y como sucedió en la ida de los dieciseisavos de final ante el Granada, el ariete malagueño fue el encargado de abrir la puerta hacia los cuartos por medio de un tanto postrero de vital importancia para acometer la vuelta. Un gol solo explicable a través de la magia, esa que el andaluz atesora por toneladas en sus botas y que le permitió sacarse de la chistera una magnífica vaselina con la que destrozó lo que parecía una igualada sin goles ya sellada.

Con el minuto 90 ya sobrepasado en el cronómetro, el delantero zaragocista facturó una magnífica diana tras una acción individual que bien valió la entrada al partido. A pesar de que el transcurrir de éste se hiciese a un ritmo excesivamente lento por momentos, y con un Levante que pareció querer fiarlo todo a la carta de la vuelta. Petición de tablas a la que se negó el Real Zaragoza, cuando Edu Oriol domó un balón que botaba desbocado por la zona medular. El de Cambrils, con un solo toque, dirigió el cuero hacia Aranda, quien emprendió la última ofensiva. Ante la falta de un compañero abierto, el atacante levantó la vista, vio a Keylor ligeramente adelantado y, de manera suave, con mucho mimo, trazó una parábola perfecta para colocar el 0-1 en el marcador. Resultado ideal en una eliminatoria a doble partido como la presente.

Ritmo lento

Sin duda, el gol sirvió para validar todo el trabajo realizado durante todo el partido. Un choque marcado desde el inicio por el pasado y el futuro más reciente de ambos equipos. Especialmente de los zaragocistas, que saltaron al campo con ocho variaciones respecto al que se puede considerar como su once titular. El cansancio acumulado del pasado lunes y la obligación de repetir rival el próximo domingo en Liga llevaron a Jiménez a formar una alineación inicial repleta de futbolistas no habituales. Cambios que únicamente no afectaron a Sapunaru y Movilla, jugador al que definitivamente hay que negar la edad que refleja su DNI. Por parte levantinista el panorama fue similar, con solo Juanlu e Iborra, más quizás El Zhar, como futbolistas asiduos en los planes de Juan Ignacio Martínez.

Esta alta concentración de jugadores normalmente reservas marcó profundamente el ritmo del encuentro. El cual recayó durante la primera parte sobre los hombros del incombustible Movilla. El pelado, que comenzó acompañado por José Mari en la sala de máquinas, se hizo con el metrónomo del partido desde el inicio, y solo se lo cedió a Apoño, que entró en la segunda parte.

Oportunidades a los menos habituales

Así las cosas, el balón fue siempre cosa del Real Zaragoza. Con la conformidad del cuadro valenciano, eso sí, que pareció contentarse con pillar alguna contra que nunca llegó. Ni siquiera cuando Martins, su mejor baza ofensiva, saltó al terreno de juego en el minuto 74. Gracias, sobre todo, a la buena labor llevada a cabo por la pareja de centrales formada por Loovens y Pintér. Ambos defensas pugnan por un puesto en el once tipo, acompañando a Álvaro, quien tuvo descanso. Competencia que no quedó resuelta en el Ciudad de Valencia dado el buen nivel ofrecido por ambos.

Menos acertados estuvieron Wílchez y Javi Álamo. Junto con Oriol, los tres permutaron varias ocasiones en los tres puestos de la mediapunta. Generando poco peligro, eso sí. A groso modo, una acción destacable para cada uno. En el caso del argentino, un remate a puerta casi vacía que erró cuando el partido se encontraba todavía en su periodo naciente (minuto 6). Para el canario, un centro al primer palo en el 51 al que Aranda no llegó por poco. Escasa producción para quienes se estaban jugando el incrementar su número de minutos. Al final, los dos fueron sustituidos, por Montañés y Babovic respectivamente. Caras que, a buen seguro, raramente coincidan cuando el domingo, a las 12.00, granotas y zaragocistas vuelvan a verse las caras, esta ven en La Romareda y con tres puntos de Liga en juego.

Ficha técnica

0 - Levante UD: Keylor Navas, Iván (Juanfran, 61'), Rodas, Volta, Nikos, Pallardó, Iborra, El Zhar (Rubén, 61'), Juanlu, Roger (Martins, 74') y Ángel

1 - Real Zaragoza: Leo Franco, Sapunaru, Loovens, Pintér, Paredes, José Mari (Apoño, 49'), Movilla, Wílchez (Montañés, 73'), Edu Oriol, Álamo (Babovic, 77') y Aranda

Goles: 0-1 Aranda (91')

Árbitro: Pérez Montero. Por el Levante vio amarilla El Zhar. Ademas, amonestó a José Mari y Movilla del Real Zaragoza.

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de Copa del Rey disputado en el Ciudad de Valencia.

Etiquetas