Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Arnaldo Félix devuelve el dinero y retiran la denuncia

El expresidente de las peñas pidió perdón a través de una carta reconociendo jugar "en exceso a los juegos de azar".

La Federación de Peñas del Real  Zaragoza ha retirado su denuncia a su expresidente, Arnaldo Félix, después de que este devolviera el dinero defraudado y pidiese perdón a través de una carta. 

Félix remitió una carta reconociendo su error y pidiendo "perdón a todas las peñas zaragocistas". El que fuera presidente de la organización reconoció jugar "en exceso a los juegos de azar". En la misiva se declara "único responsable y culpable de la situación".

Denunciado irregularidades económicas

Arnaldo Félix fue denunciado por la Federación de Peñas tras apropiarse de 18.000 euros. Tras conocer la situación, el denunciado reconoció su culpabilidad -aunque sin aclarar las circunstancias- y devolvió la mitad del dinero sustraido. 

Tras celebrar una reunión extraordinaria tomaron la decisión de expulsar a Arnaldo Félix, "habiendo asumido éste su culpabilidad, por graves irregularidades en la gestión económica de la Federación y con absoluto desconocimiento de todos los miembros de la Junta Directiva". 

Transcripción de la carta de Arnaldo Félix

En Zaragoza, a 20 de septiembre de 2012

Pido de corazón la benevolencia y perdón de todas las Peñas Zaragocistas. En ningún momento, no lo dude nadie, el único responsable y culpable de tal situación ha sido mi persona.

He restituido hasta el último céntimo del que se me imputaba. Siento profundamente el haber defraudado a todos los que en mí confiaban con esta pésima actuación y comportamiento.

No he sabido valorar la confianza que habían depositado en mí como persona. ¡Pido perdón de todo corazón! ¿Qué me ha ocurrido? No me daba cuenta que jugaba con exceso a los juegos de azar. Me volví un ludópata.

Desde que me diagnosticaron en el Hospital de Tarragona y me ingresaron por pérdida de conocimiento en el mismo (12/10/2011) para posteriormente trasladarme al Hospital en Zaragoza con enfermedad del corazón y someterme posteriormente a un catéter en el Centro de Salud (Casa Grande) entré en una profunda depresión y ansiedad que me llevó en ese tiempo a hacer cosas que son injustificables, “como trastornado”. No es excusa, lo sé, ni justificación alguna, pero sentía un impulso irreprimible de juego y jugar a lo que fuese, intentando subir mi ánimo.

Mi arrepentimiento es sincero y ahora mi deseo más ferviente es pagar mis errores. Gracias y Perdón.

Fdo.: ARNALDO FÉLIX GARCÍA

 

Etiquetas