Real Zaragoza

R. Zaragoza 3-1 CA. Osasuna

Dosis de confianza

El Real Zaragoza logró derrotar a Osasuna por 3-1 y suma así su segundo triunfo de la temporada. Postiga, Víctor y Apoño, de penalti, marcaron para los aragoneses. El gol de Osasuna fue obra de Armenteros.

R. Zaragoza 3Osasuna 1
J.M. MARCO

Victoria y calma. El Real Zaragoza logró imponerse a Osasuna por 3-1, logrando tres puntos tranquilizadores. Una dosis de confianza que refuerza al proyecto liderado por Manolo Jiménez, que poco a poco va tomando forma tras su tardía construcción. En el choque ante los rojillos, los aragoneses vivieron el debut de su última adquisición, José María Movilla. Un dato que demuestra, en la quinta jornada, que el equipo está todavía por crecer.

Tras una semana de máximo secretismo, con entrenamientos a puerta cerrada para no ofrecer ninguna pista del plan a desarrollar frente a los navarros, Manolo Jiménez apostó por la continuidad en su fórmula. Alineando, eso sí, un once que, seguramente, se aproxima mucho a la formación tipo que posee en su mente. La única sorpresa o variación fue la inclusión de Víctor Rodríguez entre los titulares. Un cambio que sirvió para revolucionar el juego de un conjunto aragonés que, hasta la fecha, había pecado siempre de anodino.

Con el 32 a la espalda, única muestra de que todavía pertenece al conjunto filial, el joven extremo fue, sin duda, el gran protagonista del choque, participando en los dos primeros tantos obtenidos por los locales. El primero de ellos, tempranero, no se hizo esperar. Tras un inicio fulgurante de los zaragocistas, deseosos por agradar a su afición, los blanquillos lograban sorprender al sistema defensivo de Osasuna. Apoño, de espuela, inició un rápido contraataque que Víctor canalizó con un preciso pase en profundidad. Postiga, solo frente a Andrés Fernández, ejerció su faceta de matador y definió a la perfección, mandando el balón a la caja y la grada al delirio. Corría el minuto 3 de partido, por lo que había mucha tela que cortar.

Poco a poco, el Real Zaragoza replegó filas y su imagen se pareció más a lo proyectado en jornadas anteriores. El centro del campo, formado por José Mari, Romaric y Apoño, perdió protagonismo y Osasuna comenzó a crecer. Así, en el minuto 28, Armenteros logró igualar momentáneamente el encuentro tras una jugada personal. Por potencia, el centrocampista sevillano, que fue pretendido en verano por el cuadro aragonés, se marchó de José Mari y dibujó un disparo pegado a la cepa del poste izquierdo de Roberto. El meta se estiró, pero no llegó a atajar el esférico.

Espoleados por el tanto, Osasuna continuó llegando al arco zaragozano. Cada vez con más peligro, teniendo su ocasión más clara en el 37, cuando por un despiste colectivo de la zaga blanquilla Cejudo remató vergonzosamente solo en el área, aunque afortunadamente su disparo se marchó fuera. No tuvo su día el extremo rojillo, ya que en la segunda parte volvería a errar dentro del balcón zaragocista, en esta ocasión un remate en el segundo palo.

Ventaja zaragocista

Cuando todo parecía dispuesto para marcharse al descanso con la igualada en el marcador, El Real Zaragoza se vio sonreido por la fortuna. Así, un centro-chut de Víctor, que tocó en la cabeza de Timor, sorprendió al meta andrés y terminó en la red navarra. Premio a la insistencia del eléctrico futbolista, sin duda el más activo de los locales en la primera parte.

A la vuelta de vestuarios, el Real Zaragoza salió en la segunda parte con la intención inequívoca de amarrar la victoria. Apoño adelantó su posición ligeramente, actuando como segundo punta en ocasiones, y desde ahí comenzó a repartir juego. Víctor amenazó en el 51 con un contraataque por el perfil derecho, pero el tercer tanto no llegaría hasta después de los cambios. El primero, el más deseado por la grada. Movilla, el último fichaje zaragocista, debutó delante de una afición que le saludó con una atronadora ovación. El “illa, illa, illa, Movilla maravilla” volvió a sonar otra vez en La Romareda, cántico que tuvo su recompensa en la tercera diana de la tarde.

Salió Aranda por Postiga, y en su primera acción en el verde recibió dentro del área. Pudo haber penalti sobre el delantero, pero finalmente el balón llegó a las botas de Movilla. El centrocampista madrileño controló, superó al osasunista Loé y, finalmente, fue derribado. Penalti que Apoño, especialista en la materia, no desaprovechó. Por primera vez en el curso, los aragoneses tomaban una ventaja superior a un gol en un partido. Diferencia que, paradón de Roberto a Nino y algún fallo clamoroso rojillo mediante, lograron hacer valer para sumar la segunda victoria de la temporada.

Ficha técnica

Real Zaragoza: Roberto, Sapunaru, Álvaro, Paredes, Abraham, José Mari (Zuculini, 73'), Apoño, Romaric (Movilla, 60'), Víctor, Montañés y Postiga (Aranda, 68')

CA Osasuna: Andrés Fernández, Lolo, Kike Sola, Armenteros, Sisi (Lamah, 56'), Arribas, Oier, Cejudo, Nano (Nino, 67'), Timor y Loé (Annan, 73')

Goles: 1-0 Postiga (3'), 1-1 Armenteros (28'), 2-1 Víctor (44') y 3-1 Apoño de penalti (70').

Árbitros: Pérez Lasa. Amonestó a Abraham y Paredes del Real Zaragoza y a Loé y Armenteros del Osasuna.

Incidencias: Partido disputado en La Romareda correspondiente a la quinta jornada de Liga. En los prolegómenos se homenajeó a los deportistas paralímpicos aragoneses. La nadadora Teresa Perales fue la encargada de hacer el saque de honor

Etiquetas