Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El calendario que viene

Real Sociedad y Osasuna aguardan al Real Zaragoza en las dos próximas jornadas ligueras. Una sucesión de partidos de infausto recuerdo para los blanquillos.

Manolo Jiménez
Alcorcón 2-Real Zaragoza 1_5
ENRIQUE CINDONCHA

Vista al frente, hacia los próximos compromisos que el Real Zaragoza deberá afrontar en Liga. La pausa otorgada por el fútbol de selecciones ya es pasado y este domingo, a las 19.50, los aragoneses deberán volver a pugnar por acumular tres puntos más en su casillero. Un nuevo paso en la construcción del granero que le salve de las penurias habituales que suelen acompañar a los zaragocistas en los últimos finales de temporada.

Por ello, aplicando la filosofía del partido a partido que tan bien funcionó durante el milagro del pasado curso, el encuentro frente a la Real Sociedad resulta de vital importancia. Hay mucho tiempo por delante, por supuesto, y no ganar tampoco debería suponer un drama. Pero, habida cuenta del renqueante inicio del proyecto dirigido por Manolo Jiménez, solo un triunfo valdría para inyectar la tranquilidad que precisa un equipo de fútbol incipiente para su correcta maduración.

Tras tres jornadas disputadas, vascos y aragoneses se encuentran empatados en la tabla. Con un único triunfo en su haber, los dos equipos han arrancado por debajo de sus expectativas. Altas en el caso guipuzcoano tras haber firmado en el mercado a dos jugadores de la talla de Carlos Vela o el Chori Castro. Una oportunidad de huir del grupo de de abajo, que todavía por está definir.

Sin duda, en ese furgón de cola actualmente se encuentra Osasuna. Los navarros, que todavía no han puntuado, serán los próximos en visitar, el 22 de septiembre a las 16.00, La Romareda. Partido de máxima rivalidad que en los últimos años se ha atragantado en demasía al conjunto zaragozano. En esta ocasión, el Real Zaragoza todavía no conoce lo que es ganar delante de su público. Una deuda que no se debe alargar más, sabiendo que ser fuertes en casa suele ser uno de los primeros condicionantes para conseguir la permanencia en Primera.

Inquietante coincidencia

 

Curiosamente, la sucesión de duelos frente a ‘txuri urdines’ y rojillos ya se dio la pasada temporada. Aunque en orden inverso respecto al escenario, eso sí. Entonces, se cifró el comienzo de la mayor debacle zaragocista en Liga. Tras vencer a la Real por 2-0, con un magnífico gol de Postiga para el recuerdo, el conjunto entonces entrenado por Javier Aguirre viajó al Sadar repleto de confianza. Sin embargo, una dura derrota por 3-0 inició una caída libre que forzó a conseguir la mayor remontada jamás vivida en Primera División.

Tras los partidos frente a Real Sociedad y Osasuna, escuadras que actualmente se mueven por la zona baja de la tabla, el Real Zaragoza experimentará un fuerte aumento de la exigencia en su calendario. El 29 de septiembre, también a las 16.00, los de Manolo Jiménez deberán visitar Mestalla. Sin duda, uno de los estadios más complicados de la categoría. Probablemente, el escollo más duro del arranque liguero zaragocista. Sin embargo, y a pesar de lograr forzar un empate ante el Real Madrid, los de Pellegrino no han gozado de un buen inicio y, con dos puntos, actualmente están por debajo del conjunto aragonés. Finalmente, y antes del segundo parón liguero, el cuadro blanquillo deberá recibir al Getafe. Será la vuelta a casa de Ángel Lafita, ahora en filas azulonas. Un choque cuyo horario todavía está por definir.

Etiquetas