Real Zaragoza

Real Zaragoza

Jiménez recupera a Apoño y Romaric

Poco a poco, el técnico zaragocista va añadiendo efectivos de cara al importante choque frente a la Real Sociedad.

Romaric definde un balón ante el Real Valladolid
HA

A medida que el próximo compromiso liguero se va acercando, Manolo Jiménez comienza a recuperar piezas disponibles para intentar el asalto a Anoeta. Tras una semana accidentada, en la que debido a la ausencia de lesionados e internacionales apenas ha podido contar con 15 jugadores útiles del primer equipo, el técnico sevillano ve como poco a poco el grupo que dirige va tomando forma de equipo de fútbol. Reincorporaciones deseadas en muchos casos, al tratarse de futbolistas importantes en el esquema teórico del míster blanquillo.

Especial incidencia poseen las dos últimas reincorporaciones. Ndri Romaric y Apoño se han ejercitado este miércoles con normalidad después de haber estado apartados de la rutina grupal por diferentes motivos. El de Costa de Marfil, que viajó con su selección aunque no jugó, ha regresado a la capital aragonesa rodeado de sus especiales circunstancias. La pubalgia que padece, la cual le causa dolor de manera intermitente, de momento no le impide trabajar a un ritmo normal, aunque le mantiene alejado de su máximo nivel.

Apoño, por su parte, se encuentra recuperándose de un edema en el bíceps femoral derecho. Una dolencia que le impidió participar en el choque ante su ex equipo, el Málaga, pero el que se espera que pueda recuperarse definitivamente para el viaje a San Sebastián. Además, en la capital guipuzcoana se podría producir el debut de Babobic como blanquillo. Después de haber trabajado al margen del equipo tras lesionarse en Alcorcón, el serbio ya está totalmente integrado en el equipo de nuevo. Dando muestras de calidad a cada entrenamiento.

El próximo en volver a la actividad debería ser Loovens. El central holandés, que ya ha vuelto a tocar balón, aunque de momento siempre al margen del resto, está en la rampa de salida de la enfermería. Maldito lugar en el que vive desde antes del inicio del curso, algo que le ha impedido disfrutar de minutos oficiales con el león rampante sobre su pecho.

Etiquetas