Real Zaragoza

Real Zaragoza

A expensas del lateral

Confirmado de manera oficial el fichaje de Apoño, el Real Zaragoza precisa ahora la llegada de un carrilero derecho que complete el dibujo estructural del equipo.

Apoño ya está en Zaragoza. El centrocampista malagueño, el gran objeto de deseo de la entidad zaragocista, continuará defendiendo el escudo del león rampante durante las tres próximas temporadas. Su pase sirve para colmar los deseos de Manolo Jiménez respecto al centro del campo, lugar desde que el año pasado ayudó a conseguir el milagro de la salvación. La remontada, nunca antes experimentada en el fútbol español, debió calar hondo en el futbolista, cuya determinación ha resultado clave para que la operación llegase a buen puerto.

Con el de La Palmilla en plantilla, la estructura del Real Zaragoza para la próxima temporada comienza a adquirir una forma reconocible. Así, si según palabras del propio Jiménez la llegada de Porcar completaba el ataque, el propio Apoño podría servir para dar por cerrado el centro del campo. Es cierto que en el AVE desde Málaga no ha llegado Recio, jugador al que se pretendió en forma de préstamo. Pero, tal y como aseguró el técnico hispalense, José Mari, que en principio llegó al conjunto blanquillo para jugar en el filial, podría ocupar una ficha del primer equipo después del trabajo realizado en pretemporada.

Contando con el roteño como integrante del primer equipo, el Real Zaragoza tendría ya dos jugadores por puesto de centro del campo hacia delante. Esto es, Pintér, José Mari, Romaric, Apoño, Zuculini y Porcar, este último más mediapunta, podrían ocupar los tres puestos que el año pasado utilizaba Jiménez en la gran mayoría de sus dibujos tácticos. Mientras, las bandas irían a parar para Oriol o Álamo por la derecha y Wílchez o Montañés por la izquierda. Por último, la punta de ataque, jugando con el comodín Porcar, se la disputan Postiga y Aranda. Además de las apariciones que pudiese hacer Ortí, claro.

Zonas por completar

Claro que, ¿qué hay de la defensa? La zaga, el área que más atenciones recibió al principio del verano, permanece inconclusa hasta la fecha. De momento, solo el lateral izquierdo, con Abraham y Obradovic, parece completo. Loovens, Paredes y Álvaro son los centrales con los que se cuentan de manera segura, pero el resto son todo incógnitas. Desde el futuro de Lanzaro, que estaría buscando una salida en Italia, hasta la continuidad de los canteranos Goni y Laguardia. Con especial incidencia, eso sí, en la identidad del teórico lateral derecho titular.

Como soluciones puntuales, el carril diestro de la retaguardia puede ser ocupado por Álvaro o Laguardia. Sin embargo, el entrenador zaragocista ha declarado públicamente su intención de firmar, al menos, un jugador específico para el puesto. La irrupción de Pablo Álvarez la pasada temporada, que cerró el debate abierto con el fichaje de Juárez, demostró lo importante de contar con un especialista en dicha demarcación. Error que no se debe volver a cometer.

Etiquetas