Real Zaragoza

Real Zaragoza

Apoño, el deseo más complicado

El centrocampista malagueño, en declaraciones a Canal Sur Radio, reconoce lo difícil de su continuidad en el Real Zaragoza debido a lo alto de su salario y cláusula de rescisión.

Valencia -Zaragoza
Partido en Mestalla_2
EFE

Antonio Galdeano 'Apoño' ha sido una de las grandes alegrías del Real Zaragoza durante la temporada que acaba de finalizar. El centrocampista malagueño, que llegó cedido en el mercado invernal, se convirtió rápidamente en un jugador indiscutible para la media zaragocista. Hasta tal punto de, con cinco goles, finalizar como el segundo máximo realizador del conjunto aragonés. Por ello, una vez terminado el préstamo, desde el club blanquillo se quiere intentar prolongar la unión con el jugador. Un sueño casi imposible teniendo en cuenta los parámetros económicos en los que se mueve su caché.

Así lo reconoció el propio futbolista en declaraciones efectuadas al programa 'La jugada' de Canal Sur Radio. En ellas, el organizador calificó de “muy complicada” su continuidad en la escuadra zaragozana debido a lo alto de su ficha y, sobre todo, de su cláusula de rescisión. Un dispendio económico, en principio, fuera del alcance de la entidad presidida por Agapito Iglesias.

Gracias a su gran segunda vuelta con la elástica blanquilla, el centrocampista ha revalorizado su valor en el mercado. Tras haber sido apartado del Málaga por problemas con Manuel Pellegrini, el de La Palmilla ha podido demostrar en Zaragoza que su lugar se encuentra entre la élite. Sin embargo, la clasificación para la Liga de Campeones del conjunto boquerón ha ratificado al técnico chileno en la Costa del Sol, por lo que Apoño debe buscarse un nuevo destino. Novias no le faltan, es conocido el interés del Dnipro ucraniano, aunque según declaró el futbolista, su futuro está todavía lejos de resolverse.

Jugador codiciado

Ya en invierno, el mediocentro fue codiciado por varios clubes antes de recalar en el Real Zaragoza. Entonces, su gran relación con Manolo Jiménez, que ya lo había intentado firmar para el Sevilla en dos ocasiones, además de la presencia de su amigo Aranda en el plantel, le hizo decantarse por la opción aragonesa. Una puerta que en lo sentimental no quiere cerrar, el propio jugador recalcó en la entrevista radiofónica que había sido “muy feliz” en la capital aragonesa, pero que en lo material requiere de un difícil acuerdo entre entidades.

Actualmente, Apoño posee contrato con el Málaga hasta julio de 2014. Su cláusula de rescisión es de 18 millones de euros y, previsiblemente, en el conjunto andaluz pretenden hacer caja con su salida.

Etiquetas