Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Todo por hacer

Una vez terminada la temporada y con la plantilla de vacaciones, llega el momento de comenzar a planificar el próximo curso. Actualmente, las incógnitas invaden todos los órdenes del club, desde los despachos hasta el césped.

El fútbol no para. Prácticamente, no ha acabado una temporada que ya ha comenzado la siguiente. La celebrada salvación lograda en Getafe ya es historia del Real Zaragoza, que debe comenzar a programar sus primeros pasos de cara al curso 2011/12. Sin embargo, las especiales circunstancias en las que se encuentra el club aragonés, supuestamente en venta por parte de su máximo accionista y presidente, Agapito Iglesias, no permiten una planificación al uso. Las incógnitas en el caso zaragocista acaparan todos los niveles de la entidad, desde los despachos hasta el césped. Un gran camino por recorrer si no se quieren volver a pasar los apuros sufridos durante las últimas tres temporadas.

En un proceso de venta ordinario, poco se podría hacer hasta conocer con seguridad los futuros rectores de la institución blanquilla. Sin embargo, a tenor de las palabras de Iglesias en su última entrevista concedida, en el programa 'El Larguero' de la Cadena Ser, el empresario soriano está trabajando en una remodelación del organigrama de la que poco se sabe. Una confesión que hace prever que su salida, al menos en lo que a un proceso de compra-venta se refiere, no está prevista a corto plazo.

La siguiente incógnita se encuentra en el banquillo. Tras lograr el milagro de la permanencia, Manolo Jiménez se ha convertido en un símbolo para el zaragocismo. Su carácter, trabajo y resultados han conectado a la perfección con la grada y la ciudad por lo que su continuidad es la preferencia general. Sin embargo, el técnico hispalense ha demandado públicamente la existencia de un proyecto deportivo claro como condición sine qua non para volver a firmar por el león rampante. Una demanda complicada teniendo en cuenta la inestabilidad señalada en la zona noble.

Equipo bajo mínimos

Por último, quedaría la configuración de la plantilla. Los auténticos protagonistas en todo equipo de fútbol. Tras salir de la ley concursal, el Real Zaragoza posee un margen de maniobra mayor que el gozado durante el pasado mercado veraniego. Sin embargo, la obligación de cumplir con los plazos de pago marcados aconseja una gestión absolutamente responsable. Además, la confección del plantel debe quedar íntimamente ligada a la elección del entrenador, máxime si finalmente Jiménez acepta continuar en el conjunto blanquillo. Según confesó el técnico andaluz, muchos jugadores habrían condicionado una teórica renovación a su continuidad. Este sería el caso de, entre otros, Apoño, Aranda, Álvarez o Zuculini, los cuales cuentan con la plena confianza del míster.

Actualmente, el cuadro zaragozano cuenta únicamente con 10 fichas comprometidas para la temporada venidera, a las que se habrían de sumar la vuelta de los cedidos Goni, Laguardia y Doblas. De los que terminan contrato, de momento solo Lafita ha declarado públicamente su intención irrevocable de marcharse, quedando en el aire la situación de Paredes, capitán del equipo este curso y que vería con buenos ojos continuar portando la cuatribarrada en el brazo. Incógnitas que deben ser despejadas a la máxima brevedad.

Etiquetas