Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Preocupación por las ausencias

A las bajas ya seguras de Álvarez y Micael, por sanción, todo parece apuntar que se sumarán Obradovic y Aranda por lesión.

Aranda se dispone a chutar durante entrenamiento
Aranda contra sus orígenes
GUILLERMO MESTRE

A lo largo de la presente temporada, problemas y Real Zaragoza se han constituido como un binomio inseparable. Aún cuando las cosas han ido bien, el conjunto blanquillo no ha dejado de estar amenazado por una serie de complicaciones que, generalmente, han tenido que ver con el estado físico de la plantilla. Por ello, no resulta raro ver a Manolo Jiménez lamentándose, por ejemplo, de tener que hacer la gran mayoría de sustituciones a lo largo de un encuentro obedeciendo a criterios de necesidad y no por razones tácticas.

Para el próximo compromiso liguero, trascendental en las esperanzas zaragocistas, el técnico hispalense deberá volver a bucear entre las obligaciones tal y como lleva haciendo desde que llegó. Nuevamente, las ausencias vuelven a amenazar el que se ha configurado como su equipo tipo. Aquel que, de una manera u otra, se ha afianzado como la base sobre la que asentar la reacción vivida.

Para el viaje a la capital balear, el de Arahal podría no contar hasta con cuatro de los futbolistas importantes de la plantilla. Bajas que, una vez más, le obligarán a realizar modificaciones en su alineación inicial. De momento, resultan seguras las no comparecencias de los sancionados Álvarez, que cumple ciclo tras ver su quinta amarilla, y Micael, al cual Apelación ha mantenido la roja que vio frente al Granada a pesar de las alegaciones blanquillas. Junto a ellos, resulta probable que se queden en suelo aragonés Obradovic y Aranda, ambos lesionados. O lo que es lo mismo, en el peor supuesto, Jiménez deberá saltar al Estadio Iberostar sin los que son su lateral derecho, su volante izquierdo y su delantero centro titulares. En el caso del portugués, gracias a la total recuperación de Apoño, que se ha ejercitado a lo largo de la semana sin problemas, su ausencia resulta menos traumática.

Las soluciones que baraja Jiménez para su resolver el problema son una incógnita. No obstante, apenas existen dudas de que Lanzaro, capacitado para jugar en el perfil diestro de la zaga, y Postiga, el otro delantero del equipo, irrumpirán en la alineación. La ausencia del serbio, sin embargo, queda supeditada a la reorganización del centro del campo que pretenda hacer el entrenador del Real Zaragoza.

Etiquetas