Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El zaragocismo vuelve a creer

Tras conseguir tres victorias de manera consecutiva, el Real Zaragoza ha logrado enganchar a su, hasta ahora, deprimida afición.

Cartel de la propuesta zaragocista
Cartel de la propuesta zaragocista
HERALDO

Largas filas desfilando por los vomitorios, caras largas en el respetable y un silencio ambiental más propio de un velatorio que de un partido de fútbol. La imagen, digna de ilustrar la palabra apatía en cualquier diccionario, corresponde al pasado 20 de febrero en La Romareda. Aquella tarde, el Real Zaragoza cayó derrotado por 0-2 ante el Betis. Un resultado que pareció exterminar de manera definitiva la moral zaragocista, harta, probablemente, de las reiteradas vejaciones realizadas por parte del juego aragonés. Vendrían, todavía, actuaciones peores. Debacles que, sin embargo, se producirían fuera de casa. En Málaga, momento en el que estalló Manolo Jiménez, o San Sebastián. Salteadas, eso sí, con el triunfo ante el Villarreal, producido en un estadio semidesierto debido a la celebración de la 'agapirada' y al poco tirón del que gozaba entonces el equipo.

Ha pasado poco más de un mes y todo parece diferente. Ya no hay silencio en las gradas ni rictus serios en sus moradores. El zaragocismo ha vuelto a creer, a tener fe en un equipo que le ha dado motivos para ello. Tres victorias consecutivas tienen buena parte de la culpa. El modo de lograrlas, en el último minuto y gracias a la profunda determinación mostrada por los jugadores, han enseñado el camino a los seguidores. Hay vida, esperanza y ganas de pelear por la salvación.

Así, la afición ha decidido acompañar al equipo en su lucha contra los elementos. En su carrera contra un negro destino que llegó a parecer inevitable. El grito escogido para ello, “si se puede”, resulta altamente esclarecedor. Con el reciente bagaje vivido, hablar de imposibles resulta absurdo. Incluso, aunque el próximo rival en visitar La Romareda sea el Barcelona. Para poner su granito de arena, varios seguidores han convocado a través de Internet una quedada para animar a los jugadores antes de que emprendan su trayecto al estadio municipal. La cita es a las 17.30 en el Hotel Reino de Aragón, situado en el número 80 de la calle Coso. Por supuesto, se ruega acudir con las mejores galas zaragocistas.

Además, desde el Colectivo 1932 han lanzado una singular propuesta con la intención de involucrar todavía más a la capital aragonesa en la pretendida gesta. A través de un comunicado, el grupo de animación ha instado a todos los aficionados a engalanar sus balcones con banderas y bufandas del león rampante. El intento por crear una atmósfera similar a la que, por ejemplo, se vivió durante el pasado mundial. La muestra de que la ciudad está preocupada por el devenir de su principal equipo de fútbol.

Gran taquilla

El ambiente en el campo está garantizado y, tras dos días de venta de entradas, todo hace apuntar hacia un lleno en las gradas. El Real Zaragoza ha anunciado que se han despachado cerca de 6.500 localidades y solo el lunes se agotaron todos los asientos situados en ambos fondos. Hay ganas de presenciar el partido, y no solo por el cartel del visitante. Ante el temor una fuerte presencia de seguidores culés debido al bajo costo de los asientos, entre 20 y 40 euros si se va acompañado de un abonado, varios aficionados llamaron a través de Twitter a no sacar pases a amigos o familiares barcelonistas bajo el uso del 'hashtag' #noconmiabono.

Este miércoles, de 9.00 a 14.00 y de 16.30 a 19.30, es el último día de promoción exclusiva para los propietarios de un pase de temporada. Mientras que el jueves, en caso de quedar aforo, se pondrán en venta libre.

Etiquetas